250 millones de dólares podría cobrarle Uber al Gobierno por sacarla del país

Finalizado el primer mes del 2020, en Colombia se dio por terminado al servicio de una de las plataformas de transporte más reconocidas del planeta: Uber. Esta decisión no sólo resultó causando molestia entre múltiples sectores políticos y sociales, sino que también generó todo un drama de conflicto entre la empresa y el Gobierno, al punto en que ya están siendo tramitadas demandas respectivas.

Por su parte, la plataforma de transporte, tal como lo había anunciado varias semanas atrás, pasará a la acción radicando una acción judicial contra el Gobierno por la toma de una decisión que siguen considerando arbitraria, y que podría acarrear un pago a favor de la empresa de más de 250 millones de dólares.

Uber notificó al gobierno colombiano su intención formal de radicar demanda ante un tribunal internacional por los daños que generó la decisión. Es por este motivo que presentarán ante las autoridades de comercio mundial el fallo expedido por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que fue la responsable en últimas por la salida del país de la plataforma este pasado 31 de enero.

La empresa argumenta que la decisión viola los Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados entre Colombia y Estados Unidos, señalando además al país por incumplir con brindar un trato equitativo y justo a todos los inversionistas extranjeros.

“El Estado colombiano omitió brindar a Uber y a sus inversiones el mismo trato favorable que provee a inversionistas colombianos y de terceros países en la industria de plataformas de movilidad”, explicó Uber en un comunicado.

También calificaron como un acto de censura contra la ‘Net Neutrality’ (Neutralidad de la red), la libertad de expresión web y el uso de internet y redes para diferentes fines, asegurando además que Colombia no está aplicando las mismas medidas que se tomaron con Uber, con otras aplicaciones similares:

“Otras compañías colombianas y de otros países que ofrecen plataformas similares no han sido sujetas al mismo trato y continúan operando en el país sin intervenciones similares. Esto permitirá que estos competidores aumenten su participación en el mercado en Colombia a costa de la salida de Uber.”

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?