5 exfuncionarios de Uribe que podrían beneficiarse con proyecto de segunda instancia

La iniciativa del Centro Democrático con la que pretenden crear una figura de doble instancia retroactiva ha generado toda clase de comentarios sobre los intereses que presuntamente tiene el expresidente Álvaro Uribe Vélez con esta, para lograr favorecer a exfuncionarios de su gobierno que se encuentran actualmente condenados.

Y es que no sólo el nombre del exministro Andrés Felipe Arias destaca al analizar las intenciones de esta figura jurídica, sino también de varias personas que en su momento fueron cercanas al gobierno del líder del uribismo y que no contaron con este beneficio en la época que fueron procesados.

Entre los personajes más reconocidos a los que la retroactividad de la doble instancia podría brindar una oportunidad de revisión en sus procesos y posiblemente una mejoría en su situación judicial están:

La exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado, quien durante la presidencia de Uribe resultó condenada a 14 años en la cárcel por estar detrás de una serie de interceptaciones ilegales (también conocidas como chuzadas) y seguimientos a varios periodistas, jueces, congresistas, opositores del gobierno, y diferentes funcionarios entre los que se encontraban magistrados de las altas cortes del país.

Vinculado a Hurtado se encuentra Bernardo Moreno, quien fungió como Secretario General de la Presidencia durante el primer mandato de Uribe. Él también fue señalado dentro del escándalo de las chuzadas del DAS, por el exjefe de inteligencia de ese organismo, Jorge Lagos. Tras haber sido destituido e inhabilitado 11 años por el exprocudrador Alejandro Oroñez, Moreno obtuvo una condena a prisión de 8 años por los delitos de violación ilícita de comunicaciones y concierto para delinquir.

También el exministro de Justicia Sabas Pretelt de la Vega, condenado en el año 2015 a 6 años y 8 meses en la cárcel por haber dado sobornos a congresistas para que dieran su voto a favor de la reelección de Álvaro Uribe en el 2004, dentro del escándalo conocido como la Yidispolítica. A esto se le suma los nexos que descubrió la Corte Suprema de Justicia de Pretelt con los exjefes paramilitares Jorge 40 y Mancuso.

Por último Diego Palacio, quien en su momento tuvo el cargo de Ministro de Protección Social también del gobierno de Álvaro Uribe. Fue condenado a 6 años y 8 meses de prisión de manera similar a Sabas Pretelt por ofrecer coimas y dadivas a legisladores para que se diera la aprobación de la reelección de Uribe.

Cabe destacar que la inocencia de estos funcionarios siempre ha sido defendida por el uribismo, especialmente por el expresidente Uribe, quien ha admitido que al igual que Arias, varios de ellos tienen la posibilidad de beneficiarse con la implementación de este nuevo proyecto de ley estatutaria.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?