“A los militares que dicen la verdad en la JEP los tratan de traidores”: Duzán

En su columna de este domingo para la revista Semana, María Jimena Duzán reveló que un gran número de militares estarían sufriendo una persecución por asistir ante la Jurisdicción Especial para la Paz para relatar la verdad que les corresponde en el contexto de los falsos positivos.

80 integrantes del Ejército que estuvieron en la JEP han recibido presuntas amenazas después de haber contado su versión de manera voluntaria, según Duzán, hasta el punto en que uno de ellos ya fue objeto de un atentado del que afortunadamente salió ileso.

Esto resulta conectado con el reciente artículo del New York Times sobre el supuesto retorno de los “falsos positivos”, pues de acuerdo a la columnista, los oficiales que colaboraron con sus relatos para que el periodista Nicholas Casey publicara la situación dentro de las fuerzas militares respecto a las directrices para aumentar la efectividad de sus operativos, también estarían siendo objeto de intimidaciones.

Para agravar el caso, a pesar del gran número de uniformados que estarían bajo las intimidaciones, la UNP no puede prestarles esquemas de protección porque no están destinados para miembros del Ejército.

“A los militares que dicen la verdad en la JEP los tratan de traidores, y cuando los amenazan, ni siquiera son dignos de protección del Estado”, comenta Duzán con notable tono de indignación.

La periodista aprovecha para lanzar una advertencia sobre las directrices que se han endilgado al comandante Nicacio Martínez, que aportarían a que comenzaran a suceder falsos positivos, según ella; en ese sentido pregunta cuántas víctimas inocentes existirán si se permite que estos mandatos militares se mantengan.

Concluyendo hace referencia al presidente Iván Duque, a quien señala de haber entregado el ministerio de Defensa realmente al expresidente Álvaro Uribe Vélez, y que ha tomado una serie de decisiones incoherentes; primero, negando toda la situación, y luego, retirando las órdenes que primero negó.

“El desprecio por la verdad solo es superado por el desprecio por los derechos humanos”, dijo María Jimena, y cierra su columna halagando la labor de los militares que cuentan la verdad. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?