A Transmilenio le tocó salir a explicar por qué un bus botaba humo como chimenea

Con la reciente declaratoria de alerta amarilla en Bogotá, y naranja en cuatro localidades específicas, se hicieron más virales una serie de denuncias y quejas ciudadanas sobre cuáles serían los factores principales que aportaron a la pésima calidad del aire que poseen actualmente los capitalinos.

Entre estos señalamientos, como era evidente, uno de los más atacados es el sistema masivo de transporte de Transmilenio, al que no es la primera vez que apuntan de ser uno de los supuestos “mayores aportantes de contaminación al aire de la ciudad”.

Para sustentar las quejas, los ciudadanos han publicado videos donde se ve la polución generada por los articulados, pero se hizo conocido especialmente uno en el que se ve un bus rojo expulsando una enorme cantidad de humo negro en pocos segundos en una de las calles de la capital.

En vista de esto la empresa tuvo que salir a dar explicaciones asegurando que lo que puede verse en el video se debió a una falla mecánica, y no es una situación que ponga en riesgo a los pasajeros del vehículo.

“De acuerdo con el reporte mecánico del área de mantenimiento de flota, el automotor presentó una falla en el sistema de turbo del vehículo… que funciona por medio de los gases del sistema de escape del motor. Este puede fallar súbitamente por problemas asociados con el sistema de inyección, falta de lubricación, impurezas en el sistema de admisión, sobrecarga de motor, entre otros”, explica en el comunicado Transmilenio.

Este es el video en cuestión con el que múltiples ciudadanos se han quejado de la contaminación que aparentemente genera el sistema de transporte

Sumado a la defensa de Transmilenio, se pronunció el alcalde Enrique Peñalosa, quien afirmó que los buses rojos sólo aportan el “1,8%” de la contaminación del aire de Bogotá, lo cual para muchos fue motivo de críticas y de señalamientos contra el mandatario.

La Secretaría Distrital de Ambiente por su parte en el año 2016 hizo una medición en la que se evidenció que “los vehículos que más contaminan en Bogotá son los camiones, pues aportan el 43,60% (de) las partículas entre 2,5 y 10 micrómetros (PM10) que se encuentran en el aire (…) Otras categorías que tiene una participación considerable son las motocicletas, con el 9,05%, y los vehículos de transporte especial, con el 10,13%. Por su parte, Transmilenio, en su componente Troncal, aporta apenas el 1,80% de material particulado PM10”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?