Alcalde de Cali lanzó dura crítica a las multas en contra de vendedores ambulantes

El alcalde de Cali, Mauricio Armitage, ofreció una entrevista para la revista Semana en la que se refirió a la polémica generada durante estas semanas con el proceder de la Policía contra los vendedores ambulantes y la ciudadanía que realiza compras a estos, planteando una seria defensa a favor de los comerciantes informales y mostrándose en total desacuerdo con la aplicación de las altísimas multas.

Según reveló el mandatario, su administración se ha planteado de forma contraria al Código de Policía y le dio la orden a las autoridades para que no se haga aplicación de los comparendos contra los vendedores ambulantes, lo cual califica como una “persecución”.

Todo esto se trata de buscar una estabilidad social, lo que para él está por encima de cualquier código, de acuerdo a lo que explicó.

“Una ciudad como Cali que tiene todos los problemas sociales, hay casi 80.000 personas que se acuestan con hambre, tenemos que dejarlos trabajar, tenemos que darles oportunidades de trabajo”, manifestó el mandatario defendiendo a los trabajadores informales.

Igualmente dijo que a todas las personas que se dedican a oficios ambulantes se les va organizando de a poco, lo que irá generando consciencia en al ciudadanía de que a ellos se les debe brindar trabajo para que tengan su sustento.

El tema de los vendedores informales es uno de los más importantes en Cali y en muchas partes del país, según aseveró Armitage, además del factor de la llegada de “40.000” venezolanos a quienes también se les debe acomodar.

“¿Y dónde están esos venezolanos? No están en las 350 carpas por las que hacían alboroto, están ya acomodados en Cali, sobreviviendo, moviendo la economía, consumiendo, trabajando. Puede que la gente se queje de los vendedores ambulantes, pero la economía se está moviendo”, indicó.

El Alcalde confirmó que a todos los vendedores se les está ordenando, empezando con los que trabajan en el Sistema de Transporte Masivo, MIO, brindándoles aprendizaje, carnés y demás elementos acompañados de la no aplicación del Código de Policía.

“Mientras tanto, no puedo aplicar un Código de Policía porque esa norma no está por encima de la estabilidad social de la ciudad”, sentenció el mandatario.

Comentó que las estrategias con los vendedores ambulantes no son nuevas, sino de hace tres años, momento en que mandó a “esconder” ‘El lobo‘, que son “unos vehículos con los que la Policía y la Alcaldía perseguían a los vendedores ambulantes; eso ya no existe en Cali”, según cuenta.

Por último dijo que le parece “una cosa absurda” que se haga la aplicación de multas a los vendedores y sus compradores como se ha visto últimamente, por lo que espera que eso no pase en su ciudad.

“Una cosa es perseguir al delincuente y otra muy distinta que persigan al que está tratando de ganarse la vida decentemente (…) primero está la estabilidad social y la comida de la gente”, concluyó Armitage para la revista Semana. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?