Alcalde de Medellín anuncia ingreso del Esmad a universidades como último recurso

Las protestas presentadas en la ciudad de Medellín por parte de grupos estudiantiles han prendido las alarmas de las autoridades de la capital antioqueña, quienes han visto cómo la presencia de vándalos estarían manchando las manifestaciones y afectando a la ciudadanía; por tal razón, el alcalde Daniel Quintero ha lanzado una propuesta que no ha caído muy bien entre manifestantes y defensores del derecho a la protesta social.

Por tal razón, el alcalde anunció la noche del pasado lunes a través de un comunicado, la idea de entregar la facultad al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de poder ingresar a centros educativos en caso de que se hayan agotado todos los recursos y posibilidades frente a los manifestantes, como en escenarios en los que se registren dispositivos explosivos dentro de estas y que expongan la vida no solo de los estudiantes, sino de la ciudadanía en general.

“Es mi deber constitucional velar por la seguridad de todas y todos los ciudadanos y por eso he decidido que, ante el uso de explosivos al interior de recintos universitarios, […] procederé a autorizar el ingreso de la fuerza pública con equipos antiexplosivos con el fin de recuperar el control y garantizar la tranquilidad de toda la comunidad universitaria y la ciudadanía en general”, comentó Quintero.

Quintero fue enfático en afirmar que su compromiso está con los manifestantes y en brindar las garantías para que se puede ejercer el derecho a la protesta, sin embargo, insistió en que no se puede tolerar el uso de explosivos dentro de las universidades pues, a su parecer, este tipo de acciones generan mayor estigma social y desvirtúan las intenciones de los marchantes.

Sin embargo, la respuesta tanto de los manifestantes como de los trabajadores en los centros educativos estaría en contra de la propuesta presentada por Quintero. Uno de los primeros en mostrar su rechazo de manera pública fue Juan Camilo Restrepo, vicerrector de la sede de la Universidad Nacional con sede en Medellín, quien afirmó que ese tipo de propuestas representan un riesgo para la comunidad educativa.

“Yo, por lo menos, sé que otros rectores de las universidades públicas están muy preocupados porque permitir el ingreso de la fuerza pública a los campus es poner en riesgo a la comunidad universitaria. En los enfrentamiento, el 99 % de la comunidad universitaria no está involucrada porque esto lo manejan grupos muy pequeños y gente externa”, señaló Restrepo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?