Alcaldes del país podrán asumir el pago de servicios públicos, pero dicha decisión es opcional

Un nuevo decreto ha sido autorizado por el Gobierno Nacional, el cual promete generar un impacto positivo entre la población durante la actual crisis. La decisión permite que los mandatarios tengan la posibilidad de cancelar servicios como la electricidad o el gas natural  de la población más vulnerable como forma de garantizar una estabilidad y vida digna durante la cuarentena.

La sorpresiva decisión tomada por el Gobierno Nacional permite girar recursos a los prestadores de servicios, para que de esa manera se puedan reducir las tarifas que haya determinado cada administración, sin afectar las finanzas de las empresas prestadoras del servicio, según explicó la Superintendencia de Servicios Públicos.

Sin embargo, el detalle polémico de la decisión radica en que los alcaldes tendrán autonomía en la decisión, es decir, cada uno de los mandatarios locales tiene la libertad de decidir si adopta el pago de los servicios para la población o no.igualmente, cada alcalde podrá gestionar recursos adicionales que les permitan asumir el pago total o parcial de los usuarios, mientras permanezca vigente la cuarentena.

Cabe mencionar que el hecho de que la medida sea de carácter opcional, deja abierta la posibilidad de que los mandatarios adopten la medida de cumplir con el pago de los servicios públicos pero de manera parcial, haciendo que los usuarios reciban el beneficio aunque asumiendo una pequeña parte del pago a las empresas.

Estos son los puntos más destacables de la medida:

  1. La posibilidad de pago diferido de los servicios públicos domiciliarios de energía eléctrica y gas combustible por redes hasta por 36 meses. En relación con el costo del consumo básico o de subsistencia que no sea subsidiado a usuarios residenciales estratos 1 y 2 para los ciclos de facturación actual y siguiente, sin ningún tipo de interés. 
  2. Financiación del pago diferido de los servicios públicos domiciliarios de energía eléctrica y gas combustible.
  3. Regular el aporte voluntario ‘Comparto mi Energía’ dirigido a los estratos 4, 5 y 6 y usuarios industriales y comerciales, cuya finalidad es proporcionar un alivio económico al pago de los servicios de los usuarios residenciales que defina el Ministerio de Minas y Energía.
  4. Asunción del pago de servicios públicos de energía eléctrica o gas combustible, por parte de las entidades territoriales.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?