Ambientalistas denuncian que ministro Carrasquilla al parecer favoreció a mineros del Páramo de Santurbán

Una nueva jornada de protestas podría vivirse en el departamento de Santander luego de las denuncias realizadas por grupos ambientalistas en las que se acusa a Alberto Carrasquilla de estar planeando usar su cargo de ministro de Ambiente ad hoc para favorecer a la empresa minera y excluir los terrenos de esta de los terrenos del Páramo de Santurbán.

Según un reportaje publicado por Noticias Uno, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) tendrá que estudiar el caso y decidir en las próximas semanas sobre la aprobación y entrega de las licencias para exploración a la empresa árabe Minesa, la cual estaría planeado la extracción de por lo menos 9 millones de onzas de oro en terrenos conjuntos al Páramo de Santurbán, lo cual podría provocar daños ambientales en toda la zona.

Las denuncias realizadas por líderes ambientalistas advierten que en el caso de darse el visto bueno a las licencias se estaría afectando a por lo menos 2,5 millones de habitantes del departamento. Basados en estudios técnicos se advierte que las operaciones mineras afectarían directamente al suministro de agua de todo Santader, tanto en cantidad como en la calidad del líquido vital.

Otro de los aspectos criticados en la posible aprobación de la exploración minera se debe a que la decisión sea tomada por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, el cual fue nombrado ministro ad hoc de Ambiente, pero que no cuenta con los conocimientos ni con la experiencia para dar una valoración prudente sobre los riesgos que puede implicar la entrega de las licencias.

De igual manera, a Carrasquilla se le critica por su actuar político en años anteriores, pues según los ambientalistas y críticos del gobierno, el ministro ha mostrado una manera de proceder que suele ser favorable a los intereses de multinacionales y empresarios, más allá del beneficio de las comunidades o del medio ambiente, como sucedió en el escándalo de los ‘bonos de agua’ en el que fue vinculado.

Sumado a esto, otro aspecto sospechoso relacionado con Minesa advierte que la empresa habría recibido 107 requerimientos de fondo sobre el proyecto de extracción, los cuales fueron respondidos y resolvidos en apróximadamente dos meses, considerado por expertos como “tiempo récord”, teniendo en cuenta los estudios y análisis que debían hacerse debido a la complejidad de la zona.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?