Apareció “competencia” de Duque: este hombre se autoproclamó presidente de Colombia

Este martes un personaje identificado como Alejandro Muñóz alzó su voz y se autoproclamó como presidente de Colombia ante los ciudadanos de Bogotá, 3 militares y un policía.

La sarcástica situación ha dado cabida a gran cantidad de bromas y reclamos en contra de Iván Duque, a quien ahora llaman en broma “el usurpador”.

Con un acto llevado a cabo en la esquina de la carrera Séptima con Avenida Jiménez, zona en donde fue asesinado Jorge Eliecer Gaitán en 1948, Alejandro hizo su jocosa presentación como el nuevo mandatario del país, anunciando cuáles serán los ideales que guiarán su gobierno y rechazó inmediatamente la guerra contra Venezuela y las acciones del gobierno de Estados Unidos.

A pesar que todo esto parecía un inocente acto burlesco por parte de Muñóz, este se dirigió hasta la Casa de Nariño y comenzó a expresar su voluntad como nuevo “presidente”, ofreciendo incluso a los uniformados que estaban en el lugar mejores salarios y garantías en su labor.

“¿Cuánto gana usted, agente? Yo sé que no le están pagando bien a los agentes, y los ponen a sacrificarse en las calles, en esas motos. Hay que subirle el salario mínimo a los héroes de la patria”, expresó saludando a un policía.

“¡Duque no nos representa”, gritaban los seguidores que acompañaron al personaje, que no sólo resultó llamando la atención de los allí presentes, sino que generó una oleada de interacciones en redes sociales donde hasta encuestas se han hecho para compararlo con Duque, y sale ganador.

Es así como Muñóz portando su propia banda presidencial hechiza, anunció que entre sus primeros actos estará declarar la paz para el país y señaló a Álvaro Uribe, Iván Duque y Donald Trump como los “usurpadores”.

“Trabajando allá, desplazados colombianos en Estados Unidos, trabajando honradamente para la sociedad norteamericana… y ‘Trompo’ los quiere echar. ¡Ah, cómo les parece!”, expresaba actuando con indignación el personaje.

Los comentarios en redes sociales resultan altamente favorables para el bromista, a quien cada vez más y más personas deciden entregarle su “apoyo” desde diferentes partes del mundo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?