Ardila Lülle ya tiene listo el nuevo millonario negocio para competir con Bavaria

Por segunda vez en la historia de Ardila Lülle se planteó darle impulso a un ambicioso proyecto con el que pretende hacerle competencia a Bavaria, esta vez creando su propia planta de cerveza, la cual estará ubicada en Sesquilé, Cundinamarca.

Con esta idea, Lülle al parecer quiere revivir el producto cervecero que décadas atrás intentó tomar ventaja en el país, la cerveza Leona.

La nueva planta de este producto en Colombia sería una convergencia entre otras cerveceras del mundo, como la reconocida Heineken de Holanda y la CCU de Chile, con las que el empresario pretenderá abarcar por lo menos el 15% del mercado cervecero del país, que hasta el momento siempre ha tenido como eje principal a Bavaria.

“Una cerveza nacional elaborada en medio de gran secreto”, es el eslogan con el que la empresa hará su lanzamiento, al parecer programado para la primera semana de febrero cuando el producto tendrá su espacio para comenzar a rondar en las tiendas, estancos y bares del país.

Cabe recordar que no es la primera vez que Ardila Lülle quiere meterse en este jugoso negocio, ya que en 1995 con su cerveza Leona, el empresario dejó clara su intención de querer tomar cancha en el sector.

“Carlos Ardila Lulle, rey de las gaseosas y cabeza de la organización del mismo nombre, quien a sus 64 años se comprometió con un proyecto que ha involucrado recursos por 270 millones de dólares (230.000 millones de pesos a la tasa de cambio actual), con un solo objetivo en mente: ‘Quiero ser el primer cervecero de Colombia antes del año 2000, y creo que lo voy a lograr’”, así lo informó revista Semana en 1995.

Ahora este mismo medio asegura que la producción inicial de esta nueva planta tendrá por lo menos 320 millones de litros de cerveza, que mediante vaya progresando, comenzará también a embotellar la bebida reconocida mundialmente como Heineken. Fuente consultada: Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?