“Asesinato de líderes sociales no es una prioridad del gobierno Duque”: Amnistía Internacional

En entrevista para la agencia Anadolu, Érika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, estuvo explicando que en los países de Latinoamérica sin importar la tendencia ideológica que tenga el gobierno, durante los últimos años se ha evidenciado una fuerte problemática con los homicidios contra líderes sociales, defensores de Derechos Humanos y del medio ambiente.

Según explica Guevara, no existe un patrón político que encamine a un país a tener una mayor o menor estadística de asesinatos contra líderes, pero sí están marcadas tendencias comunes en cada nación respecto a la violencia, por lo que afirmó que la ideología que mueve a los defensores de la tierra y los recursos naturales está más expuesta a la violencia por estar justamente en contra de los intereses económicos y políticos de los protegidos por el Estado.

Esta situación aparentemente se vislumbra en distintos países del continente tales como Colombia, Brasil y México, donde se han registrado abusos contra las comunidades por parte de la industria extractiva, beneficiándose no sólo de los desplazamientos sino también de la falta de acción del Estado para ofrecer seguridad.

“La respuesta de los gobiernos es inefectiva y negligente y la impunidad es la norma. No se investigan los asesinatos”, asegura la directora, confirmando que los números de impunidad en el continente son bastante desalentadores.

“Por ejemplo, en el caso de Colombia, dado el trabajo que hacen organizaciones como Indepaz o Somos Defensores, sabemos que existe por los menos un 95% de impunidad”, afirma Guevara.

Respecto al país destaca que entre el año 2016 y la fecha actual han sido asesinados 566 líderes sociales y defensores de DD.HH., lo que resulta fuertemente alarmante para un país en posconflicto, según indica. Por otro lado dice que la desmovilización de las Farc a pesar de haber traído esperanza, la ocupación territorial que estos ejercían no fue remplazada por el Estado, lo que permitió la aparición de nuevos grupos armados de toda índole.

Sumado a lo anterior, Guevara manifestó que la respuesta del Gobierno no está cumpliendo las expectativas ni responde al contexto del posconflicto.

“El gobierno de Iván Duque, pese a su retórica y las promesas, no tiene como una de sus prioridades la disminución de estos homicidios”, además agregó que la justicia está fallándole a las comunidades.

En contexto de esta situación del país, la directora aclara que los demás países del continente no tiene noticias más alentadoras, pues casos como Brasil resultan fuertemente preocupantes, ya que su nuevo presidente llegó con un “discurso antiderechos, de “ataques frontales en contra de la comunidad defensora de DDHH”.

En cuanto al caso de México asegura que no existe una posición clara de la defensa para las personas que trabajan por los Derechos Humanos, aunque su nuevo mandatario sí ha mostrado compromiso con organizaciones “que representan a los millones de víctimas de violaciones de DD.HH. que han ocurrido en el país”. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?