Así se vivió el robo de tierras en los Montes de María – Adriaan Alsema

Espacio de opinión

La élite de Medellín y los amigos del ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, se encontraban entre los principales beneficiarios del despojo de más de 3 millones de hectáreas de tierra, un área del tamaño de Bélgica.

Según Jairo Bayuelo, un intermediario en el gigantesco atraco de tierras, familias y empresas ricas de Medellín y el departamento de Antioquia se embarcaron en una juerga de compra de tierras en la región de los Montes de María después de que los militares mataran al comandante de las FARC ‘Martín Caballero’ en la región en 2007.

El atraco a la tierra de la Seguridad Democrática

La muerte del líder rebelde fue “parte de la primera fase de un nuevo plan de guerra para consolidar el plan de Seguridad Democrática, la bandera del gobierno de Álvaro Uribe”, dijeron fuentes militares al periódico El País.

La ofensiva militar y las amenazas de los paramilitares fueron una mina de oro para el “amigo inversionista” de Bayuelo, Álvaro Echeverría, un amigo cercano de Uribe y bien conectado con el resto de la élite paisa.

Hasta cuando en 2007 dieron de baja a Martin Caballero, llegaron compradores foráneos, que no eran del Carmen. Paisas más que todo.

Jairo Bayuelo

En 2007, Echeverría se había convertido en un experto en sacar provecho de la guerra; el ganadero dijo a investigadores en 2014 que hizo su primera adquisición de tierras en el departamento de Córdoba en 2001, mientras los paramilitares de las AUC estaban en medio de una ola de asesinatos.

Según las víctimas de Echeverría, el compañero de Uribe recibió la ayuda del grupo paramilitar Bloque Mineros mientras estaba en una juerga de despojo en la región del Bajo Cauca en 2002. Bayuelo dijo en 2014 que para 2007 Echeverría había involucrado a casi la mitad de la élite de Medellín en el despojo de tierras que estaba planeando en Montes de María.

Echeverría es cercano de Álvaro Uribe, son la clase alta de Antioquia… Él y su grupo de compañeros se reunieron en un lugar llamado “La Frutera” creo, en Medellín. Así fue como terminó trayendo a otros compradores como Juan José Penagos, Manuel Medina, Jairo Avendaño, Elías Hincapie, Guillermo Gaviria, Alberto Uribe [y] Darío Builes.

Jairo Bayuelo

Los paisas le pidieron a Bayuelo que fuera su intermediario porque él y Echeverría eran “amigos. Yo tengo mucha gente amiga, mucho conocido.”

Además, “no eran de aquí y necesitaban a alguien del pueblo que conocieran”, dijo el intermediario a El Espectador.

Porque aquí en El Carmen había compradores a tutiplen. Como yo tengo unos amigos inversionistas, ellos me decían ‘yo quiero comprar una tierra’, entonces yo les serví de intermediario. Yo jamás compré una finca para mí porque yo no tengo plata para eso. Yo me ganaba una comisión que me daba el comprador.

Jairo Bayuelo

Campesinos aterrorizados son presa fácil para los buitres paisas

En 2008, los militares llevaron a cabo el mayor número de ataques en Montes de María en la historia del conflicto armado, el Observatorio del Conflicto de Nuevo Arco Iris informó a finales de ese año.

Los paramilitares que habían disentido del proceso de desmovilización de su antigua organización AUC en 2006, además, estaban aterrorizando a los campesinos, según un tribunal de restitución de tierras.

La violencia extrema desencadenó desplazamientos masivos. Mientras tanto, Echeverría se llevó a sus compañeros paisas a su último atraco a la tierra con la ayuda de los intermediarios.

En la casa de Bayuelo, los vecinos hicieron fila, aterrorizados hasta el punto de que venderían sus tierras por cualquier precio.

Todo el mundo quería vender. Mi hijo menor entraba a clases a las 6:30 de la mañana y yo salía a llevarlo al colegio y cuando salía, tenía que pedir permiso, estaba todo el sardinel de mi casa lleno de gente con una bolsita con las escrituras debajo del brazo para venderme el predio.

Jairo Bayuelo

No todos los depredadores paisas acudieron a Bayuelo, un tribunal de restitución de tierras lo descubrió.

La familia del gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, por ejemplo, envió al abogado Manuel Medina hasta las casas de los habitantes aterrorizados para ofrecerles comprar sus tierras.

En el caso particular de la familia Sierra, las razones que llevaron a la señora Estela Sierra a vender la propiedad son evidentes, no sólo por el horror de los acontecimientos precedentes que ocurrieron, el accidente de su padre con las minas antipersona y la desaparición forzada de su hermano, sino por el propio entorno, donde según el [abogado de la familia Gaviria], se encontraban los tanques del ejército demostrando la amenaza inminente en la región.

Juez de restitución

El disfuncional sistema de justicia de Colombia

La familia Gaviria, Echeverría y Cementos Argos fueron ordenados a devolver parte de las tierras que habían comprado en el atraco de los Montes de María. Sin embargo, a pesar de una docena de órdenes judiciales, ninguno de ellos fue investigado por la fiscalía.

Debido a que la organización de derechos de las víctimas Forjando Futuros estaba harta de la impunidad, la ONG presentó cargos ante la Corte Penal Internacional de La Haya en diciembre del año pasado, no sólo contra los buitres paisas.

A petición de la ONG, la CPI también está investigando a la empresa petrolera estatal Ecopetrol y a mineros multinacionales como AngloGold Ashanti de Sudáfrica y Continental Gold de Canadá, que también obtuvieron beneficios del atraco.

 

Artículo original: How to steal land the size of a small country | Part V: the Medellin elite

AUTOR
Adriaan Alsema
Periodista y “Enfant-terrible-en-jefe” de Colombia Reports
@adriaanalsema

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?