Biblioteca nombrada Álvaro Uribe Vélez genera fuerte polémica y críticas en redes

En estos días se ha iniciado una controversia en redes sociales por la revelación de la existencia de una biblioteca en Cali llamada Álvaro Uribe Vélez, lo que ha generado indignación entre los opositores del expresidente, quienes aseguran que el espacio debería llevar el nombre de alguien más “adecuado”.

El centro académico de El Saladito fue el lugar que se hizo viral en redes cuando usuarios compartieron la fotografía donde se ve el cartel en la entrada que dice claramente “Biblioteca Pública Álvaro Uribe Vélez”.

A modo de queja, muchas personas en redes aseguran que el nombre del político no es el “indicado para una biblioteca”, y por el contrario, “debería ser el nombre de algún líder social o personaje que represente de mejor forma la cultura académica”, o simplemente llevar el nombre del corregimiento como es tradicional en muchas partes, manifiestan.

En vista de la polémica Luz Adriana Betancourt, secretaria de Cultura de Cali, aclaró que fue la misma comunidad la que propuso el nombre para la biblioteca, y no fue acción de la Alcaldía como muchos insinuaban, por lo que esta fue hecha justamente cuando Uribe se desempeñaba como presidente y no es reciente como se creía.

“La historia de la biblioteca de El Saladito data del año 2003, cuando varios líderes del corregimiento plantearon que se creara una biblioteca donde hasta ese momento había funcionado la oficina de C.A.L.I. rural. Los líderes del lugar, Mario Wagner y Maruja, su esposa, escribieron al entonces presidente Álvaro Uribe logrando que desde Presidencia se enviara una dotación de libros, por eso le ponen el nombre“, aclaró Betancourt.

Asegura además que desde la Alcaldía también se cree que la biblioteca debería llevar el nombre del corregimiento, pero que consideran pertinente que sea el mismo pueblo que decida el cambio del nombre, pues se vería como una “imposición” por parte de la administración. Fuente consultada: ElPais.com.co.

Algunos han aprovechado para mofarse imaginando qué clase de libros habrán en esa biblioteca:

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?