Califican como un “duro golpe” para Santos nombramiento del nuevo Supervigilancia

Según informa Noticias Uno, el almirante Gabriel Arango Bacci ya está confirmado para ser nombrado en estos días por Iván Duque como el nuevo superintendente de Vigilancia. El mismo medio lo calificó como un “duro golpe para Santos”.

Bacci es reconocido porque hace 11 años estuvo inmerso en un proceso por presuntamente haber recibido 115 mil dólares de narcotraficantes que operaban en el océano atlántico a cambio de entregarles mapas e información sobre los barcos de la Armada que hacían vigilancia en las aguas.

El proceso terminó en la absolución del entonces almirante, que en su momento fue retirado de su cargo por orden de Juan Manuel Santos, quien entonces fungía como ministro de Defensa. Según apunta Noticias Uno, esto generó una rivalidad entre ellos y guió a Arango a convertirse en una persona cercana al uribismo.

Ahora, siendo designado por el gobierno de Duque, Gabriel pasará a manejar el organismo cuyo presupuesto se eleva hasta los 26 mil millones de pesos, y que está al frente de la seguridad privada de Colombia. El exalmirante es ficha de la ministra de Trabajo y exsecretaria privada de Álvaro Uribe, Alicia Arango.

Cabe destacar que la Ministra de Trabajo también cumplirá como Ministra de Defensa Ad Hoc para este nombramiento, por lo que, según el medio, la asignación ya estaría más que confirmada y con nueva posición, la cual es calificada como un fuerte golpe para el expresidente Santos. Recuerdan que entre las funciones que le corresponderán está el manejo de esquemas de seguridad.

Para mayor suspicacia en el caso el mismo exalmirante en el año 2014 le otorgó poder al abogado Jaime Granados, el mismo abogado de Álvaro Uribe, para acusar a Juan Manuel Santos de calumnia, con intención de llevar el caso hasta la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. Fuente consultada: Noticias Uno.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?