Cámara de EE.UU aprueba propuesta que bloquea fondos para Policía de Colombia y uso de glifosato

En la noche de este jueves, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el proyecto de ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) para 2022. Tres enmiendas de tal ley tienen que ver con Colombia.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, quien desde el pasado 17 de septiembre, propuso siete enmiendas para el proyecto, incluyó a Colombia en lo concerniente al mismo, refiriéndose directamente a un bloqueo de transacción de armas de Estados Unidos a una lista de países en la que está Colombia.

Debemos detener la militarización de los departamentos de policía locales”, expuso, mencionando los lanzagranadas como uno de los artefactos utilizados por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).

Así, la parlamentaria logró que al final del subtítulo C del título XIII de la ley se decretara que: “Ninguno de los fondos autorizados para ser asignados o puestos a disposición por esta Ley puede ser utilizados para autorizar, proveer o facilitar la entrega de artículos cubiertos, o para cooperar con o proveer entrenamiento al Escuadrón Móvil Antidisturbios de Colombia”.

Gases lacrimógenos, armas de fuego, tanques, aerosoles de pimienta, balas de goma, balas de espuma, bolsas de frijoles, bolas de pimienta, cañones de agua, esposas, grilletes, pistolas de aturdimiento o pistolas eléctricas están dentro de los “artículos cubiertos” mencionados en el texto.

Otra de las enmiendas aprobadas apunta que, a más tardar a 180 días de promulgada la ley, el secretario de Estado tendrá que presentar ante las comisiones de defensa del Congreso un informe que de cuenta de “la relación de cooperación en materia de seguridad entre Estados Unidos y Colombia, incluyendo una descripción de los objetivos de Estados Unidos, cualquier actividad de cooperación en materia de seguridad en curso o prevista con las fuerzas militares de Colombia”.

En cuanto al glifosato, se prohíbe que los recursos de los estadounidenses sean usados en fumigación aérea en Colombia, “a menos que haya acciones demostradas por el gobierno de Colombia para adherirse a las leyes y reglamentos nacionales y locales”.

Ahora solo falta el visto bueno del Senado de los Estados Unidos, donde la tendencia podría ser similar a la de la Cámara.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?