Carlos Castaño desapareció a los sicarios que le quitaron la vida a Jaime Garzón

Según conocedores de los procesos abiertos por la muerte de Jaime Garzón, existió todo un plan para eliminar las evidencias que pudieran ayudar a vincular al entonces jefe paramilitar, Carlos Castaño Gil, con la ejecución del homicidio contra el humorista, lo que llevó incluso a que se desapareciera a los sicarios encargados del crimen.

Estas acciones que tenían el ánimo de entorpecer la investigación y la obtención de información determinante dentro del caso, fueron reveladas en el programa ‘Expediente Final’, donde se dieron detalles de cuál habría sido el destino de los encargados de arrebatarle la vida a Garzón.

Sebastián Escobar, que funge como abogado dentro del proceso, afirma que fue el mismo Castaño el que convocó a los encargados del homicidio a una finca en Tierra Alta, Córdoba, donde tendría preparada una trampa para silenciarlos y así evitarse cabos sueltos que pudieran en algún momento delatarlo por el delito.

No bastado con estas medidas tomadas por el exjefe paramilitar, parte de los involucrados en el asesinato fueron perseguidos y finalmente neutralizados supuestamente con ayuda de agentes de la Policía y del Grupo Antiextorsión y Secuestro de Medellín, según relata el exdirector de Fiscalías, Iván Lombana para el programa.

Alexánder Londoño, alias ‘Alex Sanpedro’; Ángela María George Torres, alias ‘Ángela’; Yeimar de Jesús Arboleda Suárez, alias ‘Yilmar’, y Helquin Sánchez Mena, alias el ‘Negro Elkin’, fueron las personas involucradas en esta situación, que según señala el diario El Espectador, hacían parte de una organización criminal llamada ‘Terraza’.

A pesar de estas acciones, la condena contra Castaño Gil fue finalmente determinada por la Corte Suprema de Justicia a 28 años de prisión, declarándolo además como persona ausente por su asesinato en el 2004, ejecutado por alias ‘Monoleche’.

El otro sentenciado en el caso de Garzón es el ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez, quien resultó condenado en agosto de 2018 a 30 años de prisión. Estos son los dos únicos responsables (que han recibido un fallo en su contra) hasta el momento tras 20 años del homicidio del humorista. Fuente consultada: Expediente Final.

Programa de Caracol Televisión:

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?