Colombia: el país con el mayor número de asesinatos de defensores en América Latina según la ONU

Los informes que viene presentando la Organización de las Naciones Unidas (ONU), referente a los reiterados ataques en contra de líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia, siguen arrojando datos escalofriantes sobre la situación de orden público en el país; además de generar molestias entre el uribismo.

Así quedó corroborado en la última declaración entregada por el relator de la ONU, Michel Forst, quien comentó en medio de la presentación de su informe oficial en la ciudad de Ginebra, Suiza, cómo desde 2016 hasta junio de 2019, Colombia ha sido el país en el que se registra el mayor número de asesinatos de esas características.

Forst, quien fue tendencia en el país luego de afirmar que el Gobierno de presidente Iván Duque estaría impidiendo la realización del informe sobre ataques a líderes y defensores de derechos humanos, señaló los tres aspectos más importantes sobre la creciente violencia contra los defensores de derechos humanos de la siguiente forma:

  • El papel de las empresas de la industria extractivista
  • La impunidad en los asesinatos registrados contra defensores de derechos humanos
  • La estigmatización y criminalización contra los defensores.

Forst insistió en que, pese a los esfuerzos realizados por el gobierno de Colombia, las medidas de protección contra los líderes sociales y defensores de derechos deben ser intensificadas, afirmando que todos se encuentran en peligro y que los números presentados en su informe lo demuestran.

“Llamo al Gobierno de #Colombia a que dé prioridad a la aplicación del Acuerdo de Paz y, en particular, a los mecanismos de protección de lxs defensorxs de los DDHH y a la adopción de una Política Púb. Integral de respeto y garantías para la labor de lxs defensorxs de los DDHH (…) A pesar de todos estos esfuerzos, la gran mayoría de los defensores en Colombia están en peligro; los riesgos a los que se enfrentan han aumentado en los tres años transcurridos desde la aprobación del Acuerdo de Paz”, comentó Forst durante su intervención.

El relator de la ONU concluyó que, además de prestar mayor protección a esa clase de ciudadanos, existen casos reportados de ataques en contra de defensores de derechos humanos por parte de agentes estatales, hecho del cual el gobierno no se ha pronunciado todavía.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?