Colombia tendría dura la situación económica por fin de diálogos con Eln: analistas

La distribución de mayores recursos para la seguridad y los altos costos que conlleva la guerra, serían algunos de los puntos tratados por varios analistas que dieron su opinión sobre el destino económico que le depara a Colombia en caso que regrese el conflicto con la negativa de negociación que ha planteado Iván Duque frente a la guerrilla del ELN.

Entre los puntos que mayor se destacan sobre el cambio económico que sufrirá el país derivado del conflicto, está la necesidad de ejercer mayor seguridad para gran número de ciudades, lo que implicaría una inversión más elevada, sumada a las posibilidades de atentados por parte de la guerrilla que traerá inversión en infraestructura, aseguran.

Destacan especialmente los posibles ataques que se pueden generar en contra de estructuras petroleras y mineras, las cuales siempre han sido objetivos recurrentes de los grupos guerrilleros.

“La guerra tiene unos costos caros dentro de la economía, particularmente en infraestructura, donde sabemos que el Eln es muy dado a los ataques del sector hidrocarburos y de extracción minera”, fueron las palabras de Camilo Herrera, presidente de la firma Raddara para RCN Radio.

A todo esto se le suma la imagen con la que quedará el país en una perspectiva internacional, lo que podrá traer una incertidumbre inversionista que terminará alejando gran número de dineros extranjeros por temor a un país en guerra interna, según indican los analistas.

Además de las inversiones el turismo, de acuerdo a los expertos, verá una fuerte caída en caso de la continuación de un conflicto, pues recordemos que Colombia ha tenido mejor posicionamiento para los turistas gracias a los acuerdos de paz firmados con las Farc.

Además, explican, los mismos colombianos ya no verán viable la compra de tierras, la inversión en el agro o la generación de negocios en diferentes ámbitos por miedo a la intervención de los colectivos guerrilleros.

“De todos es sabido que Colombia tiene un enorme potencial agrícola y que dispone al menos de 5 millones hectáreas que pueden desarrollarse de manera más productiva y que ello no ha sido posible porque ha sido en estas zonas donde ha convivido el conflicto armado y los cultivos ilícitos”, fue el aporte hecho por Carlos Ronderos, del diario La Republica. Fuentes consultadas: La República y RcnRadio.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.