Columnista dice haber hallado causa de ataques de María Fernanda Cabal a New York Times

El periodista Yohir Akerman se refirió a las constantes críticas que ha formulado la uribista María Fernanda Cabal en contra del New York Times, por la publicación del artículo sobre las sospechosas directrices en el Ejército colombiano.

Según el columnista, la motivación de Cabal sería una antigua publicación del diario estadounidense en la que la cuestionaron a ella por presuntas irregularidades que cometió cuando pertenecía a la Fiscalía.

Akerman recuerda que la uribista fungió como directora de Asuntos Internacionales de la Fiscalía desde noviembre de 2005 hasta marzo de 2007, donde la conocían como “la canciller del ente investigativo”.

En ese sentido hace un recuento de las revelaciones de varios medios nacionales en las que se indica que desde el despacho que dirigía la actual senadora, se comenzó supuestamente a filtrar información al Ministerio de Defensa, saltándose todo el conducto regular, sobre la decisión que tomó la Unidad de Derechos Humanos con la que llamaron a indagatoria a “más de 60 militares por la masacre de Apartadó”.

Sumado a esto también con anterioridad ya se habían conocido filtraciones de órdenes de captura, peticiones de extradición, todas saliendo presuntamente desde la oficina de María Fernanda, lo que llevó a insinuar a varios políticos que alguien estaba ejerciendo protección a militares y mafiosos desde ese despacho.

Por culpa de estas filtraciones “varios narcotraficantes que consiguieron eludir los operativos conducentes a su captura de las autoridades estadounidenses, ya que contaban con la información previa de los operativos”, según explica Akerman, lo cual dice que llevó a una crisis en la Fiscalía y el despido de varios funcionarios.

Para el momento en que todo esto empezó a revelarse, “la fiscal Cabal decidió tomarse unos días de vacaciones y no contestar llamadas, ni siquiera de (Mario) Iguarán”, indicó el columnista.

María dimitió del cargo poco después de esto, lo que aprovecha el periodista para recordar que ella y su esposo, José Félix Lafaurie, han sido amigos cercanos de varios militares que fueron investigados o condenados por ‘falsos positivos’, lo que da una explicación a la defensa mediática que siempre hacen los dos sin importar los escándalos que se formen alrededor de los uniformados.

“Eso explica por qué la senadora Cabal atacó al periodista Nicholas Casey con mentiras y falsedades después del artículo en The New York Times sobre la doctrina militar del Ejército colombiano”, concluye Yohir. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?