Comienza el cobro del IVA plurifásico y esto pasará con el precio de la cerveza en Colombia

Actualización: “El precio en las tiendas no subirá con la entrada en vigencia del cobro del IVA plurifásico. Así lo afirmó Orlando Jiménez, vicepresidente de la Unión Nacional de Comerciantes. Sin embargo, aseguró que los tenderos pertenecen al régimen simplificado y no están obligados a facturar IVA, ni a tener contador, ni a recaudar IVA, por lo tanto no tendrán que cumplir con esa obligación. No obstante, los precios podrían aumentar en billares, estaderos o tabernas, pues son establecimientos que deben facturar el IVA plurifásico o el impuesto al consumo. Una de las cerveceras más grandes del país, Bavaria, dijo que ajustará sus precios internos para evitar que el precio de la cerveza que paga el usuario suba”, explicó BluRadio.

Se cambió el titulo de este artículo debido a las nuevas circunstancias.

——

Con la entrada en vigencia de lo estipulado por el Gobierno Nacional en la Ley de Financiamiento que se aprobó a finales de 2018, desde este primero de marzo todas las bebidas azucaradas y cervezas sufrirán un aumento sus precios por la implementación de la nueva base gravable del Impuesto al Valor Agregado.

Ya habiéndose cumplido el periodo de transición anunciado que fue enero y febrero para la entrada en vigencia del impuesto a las bebidas referidas, esto llevará a un replanteo financiero principalmente para los mayoristas, comerciantes y distribuidores, pero que en algún punto también podrá verse reflejado para los consumidores.

Así lo indicó Portafolio, quienes explicaron lo que significa el cambio del IVA monofásico a plurifásico, y cómo se verá asumido desde este próximo viernes en todo el territorio nacional.

“Esto quiere decir que el cambio de monofásico a plurifásico para cervezas y gaseosas implica que ahora sean responsables de declarar y pagar el IVA ante la Dian proveedores, mayoristas, distribuidores y aquellos comerciantes que vendan más de $2.400 millones al año (unos $233,3 millones mensuales)”, dijo el diario.

Esto inmediatamente se ha vislumbrado como un posible problema desde el sector privado, en donde piensan que para los comerciantes será difícil asumir este cambio, pues están susceptibles a cometer errores por la transición a la hora de hacer las declaraciones o por las mismas consecuencias que puede traer la posible caída de ventas.

Así lo explicó Juan Ernesto Parra, director del programa Fenaltiendas, de Fenalco, quien dice que los primeros meses “serán engorrosos para algunos comerciantes, si se tiene en cuenta que solo el 14% de los establecimientos cuentan con computador y puede que una parte de ellos no tenga el software contable que les facilite la gestión”.

Por su parte María Camila Mojica, coordinadora legal y tributaria de Tributar Consultores, asegura que el cambio consiste en que la responsabilidad no será sólo del productor y el distribuidor sino que involucrará a la “cadena de distribución hasta el consumidor final”. Fuente consultada: Portafolio.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?