Con cascos de ‘Primera Línea’ y la bandera de Colombia al revés, congresistas de oposición llegaron al Congreso

Este martes 20 de julio, durante la instalación del Congreso de la República, un grupo de parlamentarios de oposición enarboló al revés una bandera de Colombia y lucieron cascos como los que utilizan en las calles los jóvenes de la primera línea.

El grupo de congresistas liderado por Gustavo Bolívar se conformó por David Racero, la representante Katherine Miranda (Partido Verde), María José Pizarro, Feliciano Valencia y Carlos Antonio Lozada.

“Usamos los cascos para recordarle al país el momento que vivimos, un homenaje a las decenas de jóvenes que murieron en las protestas del Paro Nacional y todos aquellos resultaron heridos. Un acto simbólico con un mensaje de dignidad y de verdadera independencia”, expuso María José Pizarro.

Senador Gustavo Bolívar invitó a marchar este 20 de julio con casco debido a la “estigmatización”

Por medio de su cuenta de Twitter, el senador Gustavo Bolívar rechazó la campaña de estigmatización que se ha adelantado contra los jóvenes manifestantes de Colombia, especialmente contra quienes hacen parte de la denominada primera línea.

Y es que el general Eliécer Camacho, recientemente nombrado director de la Policía Metropolitana de Bogotá, anunció que elementos de protección como gafas, cascos y escudos serán incautados durante las protestas.

“La persona que trata de ingresar con unos cascos, con unos escudos, con caucheras, pues no viene con las mejores intenciones. (…) Hacemos la incautación de los elementos porque son elementos que lo que buscan es la confrontación”, señaló. 

Bolívar recordó que la utilización de este tipo de elementos no constituye la violación de ninguna norma, motivo por el cual instó a los jóvenes a salir protegidos.

“Mi invitación hoy es a que el 20 de julio salgamos con casco. Primero, porque no es ilegal. El casco no es un elemento terrorista, como lo están haciendo ver las autoridades. Segundo, porque realmente tenemos que protegernos. Hasta que la Policía y el Esmad no se comprometan a cumplir los protocolos del Derecho Internacional Humanitario (esto es a no disparar a la cara y a los ojos de los manifestantes), con gusto dejamos de usar cascos y gafas”, expuso.

Fue enfático en que la protesta debe ser pacífica: “no les demos gusto de seguir haciendo esa campaña terrible de estigmatizar como terroristas a nuestros jóvenes, mientras les lavan la imagen a los verdaderos terroristas de este país”.

Anunció también que al interior del Congreso está trabajando en la conformación de una “primera línea legislativa”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?