Confirmado: Monja uribista no hace parte de la congregación ‘Carmelitas Misioneras’

La reciente indagatoria a la que acudió el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez el pasado 8 de octubre se ha convertido con amplia distancia en una de las noticias con mayor trascendencia de los últimos meses, generando respuestas y declaraciones por parte de distintos sectores de la sociedad colombiana; es ahí donde la hermana Adriana Torres cobra relevancia, luego de “llegar a la fama” por sus arengas durante las manifestaciones llevadas a cabo al momento de la audiencia de indagatoria contra expresidente, que la llevaron a volverse viral en redes y medio.

La ‘monja uribista’ como se le conoce de momento a la hermana torres, con megáfono en mano llamó la atención de todo un país al mostrar sin tapujos sus ideales uribistas y convicciones acerca del investigado expresidente Uribe, al que calificó como “un hombre intachable”, criticando a su vez a los contradictores con frases como: “Se les metió un campesino en la presidencia y a ser senador … Uribe no es ningún paraco, resentidos”.

Pese a la gran acogida de la singular monja por parte de varios militantes del Centro Democrático que compartieron durante estos días la imagen y frases de la hermana Torres, un halo de desconfianza empezó a crecer sobre qué tan veraz es la identidad de la religiosa.

La hermana Torres terminó siendo entrevistada durante la manifestación por varios medios, entre ellos la cadena radial Blu Radio que dirige el periodista Néstor Morales, que junto a su equipo de trabajo le realizaron una serie de preguntas que no terminaron cayendo muy bien a la religiosa; “¿Porque una monja como usted sale a expresar sus posiciones políticas de esta forma? ¿A qué comunidad religiosa pertenece?, ¿Quién financió su viaje para venir a apoyar a Uribe?”, fueron varios de los interrogantes que terminaron por molestar a la monja que terminó cortando de golpe la entrevista en directo.

A pesar de lo rápido que concluyó la entrevista, una respuesta se alcanzó a escuchar de la mujer, en la que afirmó ser una “Misionera Carmelita”. La ambigua respuesta de Torres levantó las sospechas de muchos sectores que terminaron por consultar con la comunidad religiosa de ‘Carmelitas Misioneras’ de gran tradición en el país; el comunicado por parte de la comunidad fue el que la monja que apareció durante la indagatoria al expresidente no hace parte de su comunidad.

Pese a esto, existe la posibilidad de que la comunidad en cuestión sea la congregación ‘Misioneras Carmelitas’ fundada en Ecuador en los años noventa, pero que no posee sede en Medellín, ciudad en donde la hermana Adriana Torres dijo estar radicada y de donde viajó para apoyar al líder del Centro Democrático, por lo que hasta el momento se mantiene en misterio la peculiar religiosa.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?