Congresistas irán a trabajar con ‘pico y cédula’ para no reunirse más de 50 personas

Tras descartarse la idea de realizar sesiones en el Congreso de la República por medio de videollamadas, a raíz de la ineficiencia de la alternativa y la presión e insistencia de sectores políticos, el presidente del Congreso, Lidio García, confirmó que las sesiones se realizarán de forma presencial, aunque tomando medidas para evitar la reunión masiva de parlamentarios.

La decisión tomada por García se basa en tomar una serie de medidas adicionales para garantizar la seguridad y la salud de las personas que acudan a sesionar en las plenarias, entre las que se barajan la aplicación de ‘pico y placa’ o como es conocido en algunas ciudades ‘pico y cédula’ que se basa en sólo permitir por días a personas con determinado número al final de su cédula.

Con esta determinación se busca evitar cualquier tipo de aglomeraciones en los recintos del parlamento, evitando la presencia que todos los congresistas acudan al recinto del Senado de manera simultánea y con el fin de que no haya más de 50 personas dentro del salón, cumpliendo con los protocolos de salud que los expertos han recomendado desde hace meses.

“No podemos estar más de 50 personas en el mismo recinto y vamos a ajustarnos al decreto de emergencia. Si son más de 50 personas, vamos a hacer que algunos senadores estén en sus oficinas. Haremos un ‘pico y placa’ en la plenaria y mientras unos terminan de hablar, van saliendo a sus oficinas y van ingresando en bloques cada hora de a 10 personas (…) Se van a sacar la mitad de las sillas como mínimo, para que queden a una distancia mínima de dos metros cada senador el uno con el otro”, afirmó García.

Igualmente, otro tipo de restricciones y de protocolos de salud serán implementados durante las plenarias, como lo es el uso obligatorio de tapabocas, guantes, antibacteriales y demás tipos de recomendaciones, como negar el acompañamiento de asesores o cualquier otro tipo de compañía que suelen llevar los parlamentarios.

“No puede haber empleados distintos a los necesarios para poder sesionar, que deben ser muy pocos. Vamos a permitir solo una cámara institucional para que dé imágenes a los medios de comunicación, los choferes deben ir directo a las oficinas. Vamos a ver qué se hace con los escoltas, no puede haber visitantes ese día”, añadió el presidente del Senado.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?