Continúa la impunidad a favor de los periodistas que habrían sido sobornados por Odebrecht

Las declaraciones del exviceministro de Transporte, Gabriel García, acerca de los supuestos pagos que la multinacional brasileña Odebrecht habría realizado a varios periodistas colombianos, con la idea de promover su gestión y desprestigiar a competidores durante aquellos años, empiezan a causar serias dudas y cuestionamientos por parte de un sector más crítico del periodismo nacional, respecto a quién va a denunciar a estos periodistas que trabajan a favor del establecimiento.

Sobre este tema habla la más reciente columna de la periodista María Fernanda Matus titulada “Eliminar la independencia”, donde expone varios de sus temores como profesional en su oficio, luego de haberse publicado la información sobre los pagos en los que estarían involucrados varios de sus colegas en días anteriores, pero cuya investigación no avanza, hasta el punto, que el día de hoy no se conoce el nombre de un solo periodista implicado.

“Aún no se ha revelado ningún nombre. Pero, ¿quiénes van a investigar estos hechos y desenmascarar a los implicados, si los medios de comunicación están encarcelados en el establecimiento”, fueron los primeros interrogantes lanzados por la periodista en su última columna.

Otra de las grandes preocupaciones expuestas por Matus fue la salida del aire de Noticias Uno dentro de la programación nacional, en razón a que si se cierra uno de los medios más rigurosos y profesionales que existen en el país ¿quien va a denunciar a los periodistas pagados por Odebrecht?.

Para Matus, la falta de rating y la poca pauta publicitaria habría acabado con el noticiero, mencionando la complicada labor de los medios “independientes” y lo que representan, debido a que la palabra “independiente” estaría siendo usada para etiquetar al periodismo que no estaría en función al establecimiento ni a los intereses de algún sector político o económico.

“Porque hoy en día se les llama “independientes” a los medios que si hacen su trabajo. La independencia periodística es malentendida y los periodistas serios son cada vez menos. Parece ser que se busca borrarlos para hacer un festín de desinformación a favor del establecimiento”, expresó Matus.

La periodista lanzó una dura frase en su columna, afirmando que los medios de comunicación “tienen dueño” en este país, lo cual complicaría mucho más la labor de los medios no tradicionales que aunque gocen de una integridad mayor, ya que pueden ser apartados de la gente sin generar algún tipo de suspicacias.

Entre las conclusiones plasmadas en la columna de Matus, se encuentran varios interrogantes sobre el tema, que parecen no tener una respuesta clara o por lo menos no en un corto plazo, como el hecho de ¿quienes son los ‘verdugos’ del periodismo?, ¿tienen miedo los periodistas corruptos de ser descubiertos? entre otras preguntas, que debe responderse el periodismo nacional.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?