Coronell cuestiona los uribistas que lo insultaron en estadio por dañar el día de su hijo

Semanas después del incidente ocurrido al periodista Daniel Coronell junto a Félix de Bedout y sus familias, en un estadio de Estados Unidos, donde tras finalizar el partido entre las selecciones de Colombia y Brasil, los periodistas y sus acompañantes fueron abucheados por unos uribistas que lanzaron descalificativos en contra de ellos, el reconocido columnista decidió plasmar su perspectiva de la situación en su columna de esta semana para la revista Semana.

La publicación titulada ‘Chiflados’ cuenta cómo su hijo Rafael es un admirador del equipo de fútbol colombiano, motivo por el que él era el más emocionado con ir a verlos a jugar por primera vez en vivo, acompañados de Félix de Bedout, quien fue el que hizo la invitación.

“Se puso la camiseta de Colombia, con la que de vez en cuando va al colegio, los tenis nuevos que compramos en vacaciones y la pantaloneta con la que ha marcado sus propios goles”, contó Coronell sobre la emoción de su hijo con el encuentro deportivo.

Todo transcurrió muy bien según cuenta el Periodista, hasta que llegó la nefasta escena que todo el país conoció a través de los videos difundidos en redes. Coronell describe como percibió el momento desde antes de lo que logró notarse en el video.

“Eran dos hombres. Inicialmente uno hablaba y el otro grababa con un teléfono. El del teléfono me decía vulgaridades pero sin emitir sonido, solo moviendo los labios, quizás para despertar una reacción mía o de Félix de Bedout sin que quedara grabada la evidencia de su provocación”, explica el columnista.

Seguidamente recuerda las ofensas que se presenciaron en el video, y en las que los hombres dejaron en evidencia su talante uribista. Esto según cuenta, le causó gran molestia e ira, teniendo en cuenta sobre todo, que la escena se dio frente a toda su familia, lo que lo lleva a reprochar el hecho que ellos también hayan tenido que aguantar las vulgaridades.

“¿Por qué mi hijo tenía que sufrir una agresión a su papá por cuenta de mi trabajo? ¿Por qué soportar en silencio un intento de lapidación pública?”, pregunta Daniel, quien comenta además que no quiso contestar a los improperios porque alcanzó a reflexionar que sería él quien se convertiría en el agresor si contestaba.

Pasa a modo de conclusión a contestar una de las preguntas que le lanzaba uno de los vulgares hombres, y es por qué, supuestamente, odia a Álvaro Uribe Vélez, quien para ellos es el mejor presidente que ha tenido Colombia.

“Por eso investigaciones mías han probado, por ejemplo, la compra de los votos parlamentarios que hicieron posible la reelección de Uribe, o las decisiones de funcionarios que volvieron multimillonarios a sus hijos durante su gobierno”, dice Coronell, recordando para finalizar que los vulgares uribistas resultaron fue dañando el día de su hijo Rafael. Fuente consultada: Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?