Corte Suprema condenó a suegro de Vicky Dávila a 6 años de prisión por corrupción en el Cesar

La Sala Especial de Primera Instancia condenó a Lucas Gnecco Cerchar a pagar seis años y dos meses de prisión por irregularidades en contratación con el departamento. El sindicado tendrá que pagar su condena bajo la modalidad de prisión domiciliaria debido a enfermedad grave.

Cuando Gnecco fue gobernador del Cesar avaló, entre 1998 y 2000, la expedición de una serie de decretos que derivaron en una modificación de las apropiaciones del Presupuesto de Restas y Gastos para la vigencia fiscal de 1999. Eso lo hizo sin contar con el visto bueno de la Asamblea Departamental.

Por cuenta de esa acción, gastos que correspondían a la educación del municipio -específicamente recursos del sector docente- fueron destinados a gastos de inversión. En ese lapso, se registraron 101 contratos irregulares.

“Lo que devela la prueba (…) es que las maniobras presupuestales y la delegación de la ordenación del gasto, conductas desplegadas por Gnecco Cerchar en su condición de gobernador y representante legal de la entidad territorial, fueron el mecanismo a través del cual facilitó la consecución ilegal de recursos y sus posterior apropiación por terceros, a través de la profusa actividad contractual adelantada”, indica la sentencia.

La Corte añade que “en cuanto al desconocimiento de los requisitos legales esenciales en los contratos por los que se procede, para la Sala deviene claro que en su trámite, celebración y liquidación se incumplieron de forma sistemática los principios de transparencia, economía, planeación, responsabilidad, publicidad y selección objetiva exigibles de la contratación administrativa”.

El alto tribunal halló que, entre febrero y diciembre, se registraron irregularidades en once contratos, sumando entre todos 692 millones de pesos. Los recursos debían destinarse en herramientas e insumos educativos.

“Ninguna de tales exigencias e cumplió a cabalidad, ni en el contrato de prestación de servicio, ni en los de suministro o los de mantenimiento, bien porque se obvió por completo adelantar el estudio previo de conveniencia y oportunidad, o simplemente se utilizó un formato sin consideración alguna a las particularidades del objeto contractual”, señala la corte.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.