De la Espriella publicó chat de pelea con Camila Zuluaga, pero cometió una embarrada

En medio de la controversia entre Abelardo de la Espriella y la periodista Camila Zuluaga, al abogado se le reprochó fuertemente que haya compartido a través de redes sociales los datos personales de un reportero que labora con Zuluaga en el mismo medio.

La situación ocurrió cuando De la Espriella con una actitud de mofa y orgullo compartió una captura de pantalla de una conversación en la que el reportero le comentaba sobre una entrevista que Camila le quería hacer, la cual rechazó y prefirió compartir la imagen en sus redes para criticar a la comunicadora.

Fue en este pantallazo (que posteriormente borró) en el que se alcanzó a ver el nombre y número de contacto de Camilo Poveda, lo que fue calificado como un acto irresponsable que además generó una serie de situaciones de peligro para el periodista.

Así lo expuso la Fundación para la Libertad de Prensa, Flip, por medio de un comunicado donde rechazaron el ‘doxing’ (exposición de datos privados de una persona) realizado por el jurista contra el periodista de Blu Radio.

“Luego de hacer público su teléfono, el periodista empezó a recibir llamadas intimidantes por parte de personas que habían visto el trino del abogado”, informaron los miembros de la Flip.

Explicaron además que Abelardo podía hacer sus respectivos reclamos o expresar su molestia con toda libertad, pero que exponer los datos del periodista fue totalmente innecesario.

“Luego de que el periodista recibiera la primera llamada, solicitó a De la Espriella que eliminara su información de contacto, sin embargo, la publicación se mantuvo en línea hasta que Twitter eliminó el trino por violar sus políticas sobre publicación de información privada”, explicó la Flip.

La fundación también aprovechó para pronunciarse sobre las acusaciones hechas por De la Espriella en contra de Zuluaga por supuestamente injuriarlo y calumniarlo, comentando que lo hecho por la periodista fue una mera opinión, que está cobijada por la libertad de expresión “y por la jurisprudencia que garantiza, también, las expresiones chocantes”, lo cual en ningún momento es un delito.

“De acuerdo con datos recolectados por la FLIP, desde 2016, Abelardo de la Espriella y su firma de abogados han presentado denuncias penales o tutelas en contra de periodistas o medios en por lo menos diecisiete ocasiones. En la mayoría de estos casos, De la Espriella es el reclamante (…) Estas formas de intimidar y censurar a la prensa son nocivas para el debate público”, agrega la fundación. Fuente consultada: FLIP.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?