Defensoría: Ejército oculta datos sobre violencia contra población civil en Pacífico

Una investigación del diario El Tiempo reveló que dentro de las fuerzas militares presuntamente se estaría ocultando información concerniente a la violencia contra la población civil en el Pacífico.

Al parecer los datos registrados sobre la ‘Guerra del Pacífico’ no estarían siendo consignados de forma completa, generando fuertes irregularidades en la protección de la población.

Según informa el diario, supuestamente han sido expulsados de sus territorios ancestrales del Chocó “Más de 1.600 indígenas Wounaan y Embera –incluidos 263 niños–“ debido a la fuerte guerra que se desarrolla entre bandas delincuenciales que operan en el territorio.

Sumado a esto se registran falencias en las estrategias de seguridad que debe tener la población, teniendo en cuenta las amenazas que sufren por habitar las zonas referidas.

Actualmente existen alrededor de 65 mil hectáreas de narcocultivos, de acuerdo a El Tiempo, en los territorios del Chocó, Cauca, Valle y Nariño, lo que convierte a esta zona en una de las “más calientes” de todo el país. Para confrontar esta situación, actualmente existen por lo menos 9 mil hombres pertenecientes a la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules del Ejército, que tratan de mantener el orden en la zona.

No obstante, la Defensoría denuncia que se está realizando un supuesto ocultamiento de información respecto a la violencia latente y las referidas fallas en el sistema de protección para civiles.

“El Ministerio de Defensa reconoce que aún no hay presencia del Estado”, afirma el diario capitalino. “La poca información suministrada por la Fuerza Pública cuando ocurren hechos de violencia en su jurisdicción; la falta de garantías de seguridad para desplazarse en algunas regiones de difícil acceso, donde posiblemente se encuentren comunidades confinadas; la falta de cobertura en las redes de comunicación”, agrega el medio.

Hasta el momento a pesar de las estadísticas, el Ejército y la Policía al parecer no llevan a cabo estrategias efectivas para contrarrestar la violencia, sino que se limitan a la ejecución de sus funciones. Derivado de esto, la Defensoría envió un informe al Congreso informando sobre este tema. Fuente consultada: ElTiempo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?