Denuncian despilfarro en dineros públicos que estarían direccionados tratar la crisis

En plena época de crisis sanitaria aumentan las denuncias en contra de funcionarios y entidades públicas, quienes estarían firmando alianzas para pagos de implementos médicos con serias irregularidades en ello, prendiendo las alarmas de lo que puede llegar a significar graves actos de corrupción aprovechando la tensa situación generada por el Covid-19 y los miles de casos que se registran actualmente en el país.

Entre las denuncias más relevantes está el de la columnista Salud Hernández, quien en su reciente columna publicada en Revista Semana, advierte sobre las irregularidades en contratos firmados en los departamentos de Tolima, Neiva y Santander, donde al parecer habrían acordado campañas de comunicación referentes a las medidas de aislamiento por sumas que van desde los $246 millones hasta los $1.020 millones de pesos.

Hernández comenta cómo además de lo sospechosa y poco pertinente suma destinada a estrategias de comunicación, en el mismo departamento del Tolima se estarían presentando fallas en la coordinación entre las autoridades departamentales para la ejecución de recursos destinados para la compra de alimentos y productos de aseo, vitales para los habitantes de escasos recursos durante la cuarentena.

“Escudriñar todos ‘los contratos de prestación de servicios de urgencia manifiesta’ que se entregan a dedo en tiempo récord y, por tanto, con alto riesgo de caer en el baúl de los inservibles”, fue uno de los comentarios realizados por la columnista, referente a las elevadas sumas que se estarían usando durante la cuarentena sin ninguna claridad en su utilidad o a donde van a parar los dineros.

La columnista hizo un llamado desde su texto a las veedurías ciudadanas de manifestar sus molestias ante la poca claridad en que los gobiernos locales y municipales estarían gastando los recursos, que primeramente deberían estar destinados en brindar condiciones de vida digna a los más necesitados.

Igualmente, hizo mención de la difícil situación que afrontan los trabajadores del sector Salud en todo el país, pues día tras día se conocen más denuncias de la falta de implementos médicos para poder realizar su labor de la manera más eficiente y sin poner en peligro sus vidas ni la de sus familias

“El personal hospitalario se queja de impagos de salarios, de falta de elementos de calidad para protegerse frente a la COVID-19, de escasez de respiradores y de camas aisladas en las pocas ucis disponibles, entre muchas carencias (…) cómo los médicos están en un estado de vulnerabilidad importante en su integridad personal y sin protección económica frente al riesgo de contagio”, señaló Hernández.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.

error: Este contenido está protegido