Desde el Congreso critican que Primera Dama ‘tenga despacho’ y piden que esa figura desaparezca

La polémica con María Juliana Ruíz y el supuesto libro autobiográfico que le solicitó al Archivo General, según Noticias Uno, llevó a que el representante a la Cámara, David Racero, nuevamente abriera el debate sobre la primera dama.

“¿Y si aprovechamos el mal ejemplo que ha dado María Juliana Ruíz con el uso de los recursos públicos, para impulsar una discusión en torno a la figura de la ‘primera dama’ en Colombia?”, preguntó.

En ese sentido, consideró que la figura debe desaparecer porque no es útil y “genera muchos gastos al país”.

“Ni una mujer por el hecho de ser la compañera de vida de un presidente o de un Alcalde, debe renunciar a su vida profesional para asumir un rol que -por demás- no existe constitucionalmente; ni el país debería destinar recursos públicos para atender sus gastos”, añadió en un tuit el congresista.

Dicho cargo no es remunerado y no tiene obligaciones estipuladas, por lo que Racero cuestiona que “en el gobierno de Iván Duque tiene despacho y personas a cargo”, aunque el “decreto 713/99 eliminó la figura del ‘despacho de la primera dama’ y a que la Corte Constitucional y el Consejo de Estado han insistido en que no tiene rol de funcionaria pública”, indicó.

Pues bien, Función Pública, en el concepto 015491, explicó que la función de la primera dama es “meramente particular frente a la administración pública, con ello no está facultada para realizar algún tipo de contratación, supervisión o manejo de personal, ya que como se dispuso en la jurisprudencia citada, en su calidad de cónyuge del alcalde de un Municipio, podrá acompañarlo en el desempeño de tareas protocolarias, o tener iniciativa en materia de asistencia social, en labores de beneficencia pública, o en actividades análogas”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?