Duque estaría en un dilema por consecuencias políticas que traería objetar la JEP

El presidente Iván Duque se ha mostrado con posiciones un poco críticas respecto a la Jurisdicción Especial para la Paz, lo que en últimas no sólo va a resultar trayendo consecuencias negativas para la implementación de los acuerdos de paz, sino también para la armonía en la política nacional y la solución de la polarización que el país vive.

Así lo plantea la revista Semana en un artículo, donde aseguran que las acciones de Duque y su gobierno han encaminado el panorama político contrario a lo que habían propuesto, que era manejar las relaciones con todos los espectros políticos.

Todo esto comenzó a evidenciarse con el rompimiento de los protocolos pactados con el ELN, los caminos que han tomado los posibles diálogos con estos y la reactivación de un enfrentamiento armado contra el grupo guerrillero, sumándose a las decisiones que se han tomado alrededor de la JEP y la posibilidad de objetar esta misma, explica Semana.

Con estas determinaciones de Duque podrán surgir, según señala el medio, consecuencias políticas con las que movimientos que se han declarado opositores al Gobierno, tendrán motivos para confirmar sus críticas y hacer que estas mismas tomen fuerza.

Además, el tema de las aspersiones con glifosato que no ha mostrado un panorama muy favorable para Duque y sus funcionarios, podría truncarse en la Corte Constitucional porque se vería “desautorizada”, dice la revista.

En ese sentido indica el medio que si el Presidente decide objetar algunos artículos de la ley estatutaria de la JEP, probablemente gane apoyo en el Senado, pero al llegar a la Cámara puede no pasar porque ahí la bancada de César Gaviria tiene poder.

Igualmente destacan que los conservadores, aunque durante el gobierno anterior apoyaron el avance de los procesos de paz, una gran parte de ellos apoyarían a Duque en este camino de objetar dicha ley

Esto aunque le ayudaría al primer mandatario con los uribistas radicales, no lograría unir a la gran mayoría de partidos para poder gobernar con más facilidad, que era lo que buscaban inicialmente. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?