Duque se fue de viaje a Suiza en medio de protestas en todo el país

La primera jornada de protestas de este 2020 estuvo marcada no solo en el malestar general por parte de la ciudadanía con el Gobierno Nacional, sino por la figura del presidente Iván Duque, el cual brilló por su ausencia al viajar a Suiza y dar una imagen de desapego y falta de empatía ante el descontento de la gente, postura que mantiene desde el año pasado.

El mandatario viajó con motivo del Foro Económico Mundial que se realiza de manera anual en la ciudad de Davos, Suiza, del cual hará parte y que arrancó este martes 21 y que culminará el 24 de este mes, días en los cuales deberá cumplir con una apretada agenda entre actividades de corte diplomático y económico.

Los encuentros programados del jefe de Estado incluyen varios encuentros bilaterales con jefes de Gobierno de distintos países, líderes políticos y de opinión de corte internacional y empresarios de gran prestigio, de los que se espera logren generar alianzas en materia económica “con el objetivo de concretar grandes oportunidades de inversión en Colombia y unir esfuerzos en torno a la protección del medioambiente”, según explicó el más reciente comunicado publicado por Presidencia de la República.

Dicho comunicado detalla varios de los objetivos planteados por el Ejecutivo que serán negociados con los distintos líderes mundiales, entre los que destacan la búsqueda de mayor inversión extranjera de manera directa, impulsar las exportaciones y el turismo y promover la cooperación internacional, puntos en los que ha venido insistiendo Duque desde que asumió la presidencia.

“…más de 20 potenciales inversionistas internacionales de diferentes sectores, en un desayuno organizado por ProColombia, a quienes les expondrá las principales oportunidades de negocios que ofrece el país y el compromiso del Gobierno Nacional en consolidar una agenda de inversión sostenible y responsable”, detalla el comunicado.

Sin embargo, el viaje del presidente Duque no ha caído muy bien en los manifestantes, pues más allá de las oportunidades que se pretenden conseguir con la visita del mandatario, el momento en que se desarrolla es muy poco oportuno, teniendo en cuenta los problemas de orden público ocurridos en Bogotá y que vienen arrastrándose desde el año pasado.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?