Ejército responde investigación de Semana y piden que se respete la presunción de inocencia

Pocas horas han pasado desde de la más reciente publicación de la investigación realizada por la Revista Semana, en la que se revelan nuevos datos sobre la supuesta corrupción que se vive dentro de las fuerzas armadas, entre ellos el pliego de cargos en contra de varios militares de más alto rango que habrían adelantando una persecución interna. Esta narra cómo los Generales Eduardo Quiróz y Nicacio Martínez, entre otros, estarían supuestamente involucrados en la denominada “cacería de brujas” dentro de las fuerzas armadas, que consistía en identificar a miembros del ejército que filtraran información sobre las distintas irregularidades dentro del organismo militar.

Ante las graves acusaciones, el Ejército ha hecho público un comunicado en el que explica los serios inconvenientes que se generan en materia de investigación para los distintos entes de control, al ser revelada información vital dentro de los procesos que se adelantan internamente.

Además, expone cómo las denuncias sobre persecución a uniformados y otro tipo de irregularidades que se estarían cometiendo internamente han llevado a abrir investigaciones por parte del Ejército, sobre las cuales el mismo organismo habría solicitado previamente el acompañamiento de distintos órganos de control como la Procuraduría y la Fiscalía para dar celeridad a dichos procesos. “En igual sentido, se ha informado a la Fiscalía General y la Procuraduría General de la Nación cada uno de los hechos, para que estas entidades, en el marco de sus competencias constitucionales y legales adelanten las actuaciones a que haya lugar”, explica el comunicado.

La principal crítica que la fuerza pública le hace a la Revista Semana tras su publicación, se centra en lo inconveniente de la noticia para los procesos que adelantan los demás órganos, pues filtra datos de vital importancia para el desarrollo de los procesos. Asimismo, el Ejército Nacional invita a los medios en general a respetar la reserva de cierto tipo de informaciòn que puede llegar a violar los derechos los involucrados en el escándalo que aún no han sido condenados por ningún cargo.

“Ello en pro de los principios fundamentales, como la presunción de inocencia, debido proceso, derecho a la defensa, honra y buen nombre del personal que sea parte de las mismas”, agregó el organismo militar, que insistió en su deseo de esclarecer estos hechos con la ayuda de la Fiscalía y la Procuraduría.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?