El afán de la Policía por callar a 3 jóvenes que protestaban por corridas de toros en Bogotá

Durante las actividades taurinas en la plaza La Santamaría este domingo, un grupo de jóvenes mujeres decidieron hacer una protesta pacífica en la parte frontal del conjunto residencial Torres del Parque, el cual queda ubicado justo en frente de lugar donde en ese momento estaba en pleno el evento de tauromaquia.

La tres jóvenes que al parecer habitan en el conjunto referido, fueron interrumpidas por varios agentes de la Policía Nacional, a pesar que por lo que logra verse en las imágenes y lo que ellas mismas declaran, su manifestación en contra de las corridas de toros estaba haciéndose de forma silenciosa solo con la utilización de carteleras y pintura en sus propios cuerpos.

Aún así un grupo considerable de agentes llegaron al lugar a detener su pequeña actividad, lo que generó la indignación de los allí presentes y testigos de la protesta de las mujeres.

Varios de los que se encontraban en el sitio comenzaron a reclamarle a los policías su proceder, pues las tres protestantes no estaban haciendo nada negativo y se estaban dentro de un conjunto residencial, que resulta ser una ubicación privada, según les explican.

“Estamos calladas. No estamos haciendo nada. ¿No nos podemos para aquí con un letrero? ¿Acaso no puedo escribir en mi cuerpo la palabra ama? ¿Es prohibido?”, exclama colérica y con lagrimas en sus ojos una de las manifestantes.

Algunos intentan inclusive reprocharle a los uniformados por su ingreso al conjunto residencial sin un permiso que les permita detener la actividad que allí estaban desarrollando las jóvenes. Una de ellas les dice que ella vive en el conjunto y que no se puede cohibir su derecho a la libre expresión y protesta.

“Yo no me voy a ir porque ustedes lo dicen, lo siento. Este es un derecho que tengo como ciudadana; y para que sepan, voy a estar el próximo fin de semana y voy a gritar porque les voy a comprobar que esto es propiedad privada”, le comunicó indignada otra de las jóvenes.

Esta escena resultó levantando más indignación en redes sociales, donde señalaron como excesivo enviar tantos policías para callar a 3 jóvenes que expresaban repudio por la fiesta taurina que se estaba desarrollando justo en frente de su casa.

Entre los defensores de la protesta de las mujeres surgió el excandidato liberal Humberto de la Calle, quien señaló como excesiva la intervención policial y cuestionó los problemas de seguridad en la ciudad.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?