El plan de seguridad de Duque “es peligroso”, según columna de Ramiro Bejarano

“Si con esta Policía es con la que aspira a ejecutar su peligroso plan de seguridad ciudadana, preparémonos para lo peor”, afirma el periodista y columnista de El Espectador en su más reciente texto ‘Se emborrachó la Policía’.

En su columna, Bejarano asegura que el presidente Duque, quien prepara su plan de seguridad ciudadana incrementando el pie de fuerza en 34 mil agentes más y de igual manera reforzar el criticado y polémico Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), tras de “ser mal gobernante, es de malas” pues el mencionado plan de seguridad surge en medio de un enorme escándalo en los altos mandos policiales, el cual deja ver que, sin duda alguna, la corrupción ha permeado la institución.

El escándalo al que se refiere el columnista, es nada más y nada menos que las investigaciones por corrupción al interior de la Policía Nacional, adelantadas por el general William Salamanca. Dichas pesquisas realizadas por el inspector de la Policía habrían causado disentimiento entre el uniformado encargado de la investigación y el director de la institución, el general Óscar Atehortúa.

Para Bejarano el hecho de que el general Atehortúa decidiera enviar “a vacaciones por más de un año a quien lo investiga”, representa un abuso de poder y una clara intención de “torpedear las averiguaciones [del general Salamanca] en su contra”.

Esto hace que el periodista califique al director de la Policía de “marullero”, y que considere que este tuvo que haber sido destituido inmediatamente por tomar esa decisión. Asimismo, Bejarano se despachó contra el actual ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, de quien aseguró que “también le quedó grande la cartera de la fuerza pública”, pues está enfrentando un escándalos sin precedentes y lo único que ha hecho ha sido intentar resolverlo “con pañitos de agua tibia”.

De igual manera, además del general Atehortúa y el ministro Trujillo, Bejarano considera como culpables de este huracán que atraviesa a la Policía al presidente Iván Duque y a la ministra de Interior, Nancy Patricia Gutiérrez; a quienes señaló como “cómplices de esa maniobra impresentable” por permitir que se tomara la decisión de mandar a vacaciones al general Salamanca.

Vale la pena resaltar que el mismo día que reventó el escándalo, el ministro Trujillo y el Jefe de Estado ordenaron el reintegro del general Salamanca, lo cual también fue criticado por Ramiro Bejarano, pues según su interpretación, esto se podría tomar como un “aquí no ha pasado nada” por parte del Gobierno.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.

error: Este contenido está protegido