Congreso de la República declara al tejo Patrimonio Inmaterial de Colombia

Este martes en la plenaria de Cámara de Representantes se aprobó que el tejo fuera considerado Patrimonio Cultural e Inmaterial de Colombia.

Hace 500 años nació este deporte en Turmequé, Boyacá, por lo que el municipio será reconocido como sede principal de uno de los pasatiempos autóctonos que aún existen en la cotidianidad del país, que consiste en lanzar un disco de metal para hacer explotar un triángulo de pólvora; anteriormente era un disco de oro.

“Este proyecto de ley fue un total éxito, quiero agradecer a los representantes por el apoyo a este proyecto de gran trascendencia para Boyacá, especialmente para el municipio de Turmequé”, manifestó Neyla Ruiz, representante a la Cámara de Boyacá, quien fue la impulsora de esta iniciativa.

El senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro Wolff, también se sumó a impulsar esta iniciativa y dijo en entrevista con El Espectador que “es uno de los pocos juegos que se practican en el país que es absolutamente criollo, con raíces muiscas. La leyenda cuenta que los gobernantes indígenas lo jugaban con un disco de oro. Aquí en Colombia jugamos un montón de deportes, pero el turmequé es más nuestro que muchos de esos. Y si nosotros no lo resaltamos ni lo promovemos, nos estamos equivocando.”

Ahora solo falta la firma del presidente Iván Duque para reconocer dicho deporte como Patrimonio Cultural e Inmaterial de Colombia, ya que el proceder normal de una ley debe tener la respectiva sanción presidencial.

A pesar de esto, Neyla señaló que no pudo lograr que la Seperintendencia de Industria y Comercio le diera el reconocimiento de origen a Turmequé: “el concepto no fue favorable y eso no significa que la Alcaldía no pueda hacer el trámite correspondiente para que se logre esta denominación.”

En el año 2000 por medio de la Ley 613 se logró que el tejo se reconociera como deporte nacional para los colombianos; hoy la Federación Nacional de Tejo recibe a penas $100 millones de pesos anuales de Coldeportes, muy poco dinero para promover esta práctica deportiva y cultural. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?