Eligen presidenta de la Cámara a Jennifer Arias, cuestionada por captura de su hermano en operación contra el narcø

Con 130 votos a favor, fue elegida como presidenta de la Cámara de Representantes la uribista Jennifer Arias, quien a sus 34 años se convierte en la máxima referente de esa corporación pública durante la legislatura en curso.

La llanera celebró en redes sociales su nombramiento como presidenta de la Cámara. “Hoy, con 34 años, puedo decirles a esas muchísimas mujeres que les han cerrado las puertas sólo por ser mujer y a esos miles de jóvenes a quienes les cortan sus sueños por su edad que, sí es posible romper esos tabúes”.

Arias Falla es una de las congresistas más cuestionadas en todo el país por su presunta cercanía con varios núcleos del narcøtráficø en el país, en los que estarían aparentemente inmiscuidos varios miembros de su familia.

En su recuento académico, Arias cuenta con un pregrado en ingeniería industrial de la Universidad de Los Andes y una maestría en Gobierno y Políticas Públicas otorgado por la Universidad Externado.

Su llegada al Congreso se dio en el 2018 luego de obtener más de 31.000 votos en el Meta, departamento del que es oriunda. Ya había intentado llegar a la Alcaldía de Villavicencio, pero se quemó en las elecciones. Desde 2013 cuenta con el respaldo del Centro Democrático.

Varios de sus colegas y compañeros de colectividad la han felicitado y han reconocido su trayectoria.

“¡Es tiempo de mujeres! Qué satisfactorio y gratificante es ver a una mujer fuerte, empoderada y con altas capacidades como Jennifer Arias Falla en la Presidencia de la Cámara de Representantes de Colombia. Auguro el mayor de los éxitos en su gestión, que será orgullo de todas las colombianas”, escribió la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez. 

Pero las actividades de Arias no se limitan únicamente a la política. En 2007 fue señorita Meta para el Reinado Nacional de Belleza Miss Colombia.

Sin embargo, una serie de investigaciones de la Fundación Pares no la dejan muy bien parada. Se habla de que su incidencia fue determinante para conseguirle votos al presidente Iván Duque los departamentos de Vaupés y Guaviare.

“Los aviones que transportaron a Uribe, a Duque, a Arias son de Llanera de Aviación, empresa investigada por lavado de activos que ha tenido como piloto del Centro Democrático a dos personajes envueltos en operaciones del narcøtráficø”, explicó en un informe Ariel Ávila.

Uno de esos pilotos, Juan Camilo Cadena, está presuntamente implicado en el caso de la avioneta con cøcaína incautada en Providencia. Los investigadores señalaron que Arias es una ‘lobista’ ante el Gobierno para empresas de aviación.

“Curiosamente, bajo la figura de vuelos humanitarios, es que cayó la avioneta en Providencia en mayo pasado con media tonelada de cøca. El piloto Cadena le había dicho a la Policía que tenía un cargamento de cajas de tapabocas en el marco de un servicio humanitario, hasta cuando se descubrió que era dicha sustancia. Pregunta: ¿cuántos vuelos de esta figura han servido para sacar drøga?”.

Mientras fue señorita Meta en 2007 fue capturado su hermano Andrés Eduardo Arias Ochoa en Miami por cargos relacionados con narcotráfico.

Recientemente, en entrevista con Vicky Dávila, Arias dejó claro que no tiene ninguna relación con el narcotráfico y que no hay investigaciones en su contra.

Yo no tengo ninguna investigación, denuncias penales, civiles, ni de ninguna índole; tampoco tengo una investigación en la Corte Suprema ni en otra corte. Nunca me han investigado nada, lo más grave fue cuando me revisaron las cuentas el Consejo Nacional Electoral, para después decirme que habían quedado bien las cuentas de mi campaña”, expuso.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?