¿En Antioquia el Eln, Oficina de Envigado y gente de México y Brasil preparan guerra urbana?

Una fuerte advertencia han hecho las autoridades en el departamento de Antioquia, donde la constante incautación de armamento de alto calibre indicaría que existe, probablemente, una preparación por parte de grupos ilegales para iniciar una guerra urbana para disputarse el control territorial.

“En Medellín hay bandas que compran armas cada ocho días, preparándose para cuando se acabe la guerra fría entre las dos facciones de la Oficina y empiece la de verdad”, asegura Fernando Quijano, director de la corporación Corpades, para Semana.

En ese sentido abordó el tema de los posibles conflictos que se estarían generando entre seguidores de alias ‘Douglas’ y de alias ‘Tom’.

Sobre esta situación además advierten que existe la influencia de capos mexicanos y brasileños, que estarían llevando a cabo numerosos negocios entre los que están incluidas las armas.

Quijano explicó que estas armas al parecer están ingresando por la frontera venezolana y ecuatoriana, y son enviadas desde Estados Unidos; los cargamentos están compuestos con armamento ligero como uzis, pistolas y revólveres pero también armas pesadas como fusiles M4.

Según explicó Raúl Humberto González, director seccional de la Fiscalía, las incautaciones de armas en el Valle de Aburrá han sobrepasado las 400 unidades, aunque resaltaron que nunca se encontraron armas hechizas ni de otro tipo. Al igual que esto, en Medellín la cifra llega hasta las 250 armas incautadas

De igual manera el ELN estaría aparentemente comenzando a sumarse a las actividades de guerra en la zona, pues según las autoridades, uno de los cargamentos de armas decomisado pertenecía a un grupo urbano de dicha guerrilla, ubicados en Medellín y Bello.

Semana recuerda “que para el 2018 hubo 12 confrontaciones permanentes entre facciones en diferentes barrios, una muestra de la división que hay en la Oficina desde hace varios años”, lo que estaría derivado de la separación entre alias ‘Tom’ y ‘Douglas’, a quienes sus seguidores siguen cumpliendo sus órdenes a pesar que ambos están encarcelados. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?