“En El Espectador no te dicen ‘con fulanito no te metas’”: última columna de Iván Mejía

El periodista Iván Mejía Álvarez se despide de su profesión en su última columna resaltando a El Espectador como un medio democrático y plural

El periodista deportivo dejó en el aire una preocupación en cuanto al ejercicio del periodismo y la dirección de los medios de comunicación colombianos, lo que muchos insinuaron que se trataba por la entrada del nuevo Gobierno, aunque no lanzó nombres específicos.

Durante sus 19 años de ejercicio periodístico en el campo deportivo por el que fue ciñendo un camino de reconocimiento y respeto por la producción de sus polémicos análisis deportivos, se convirtió en una autoridad en la materia. Desde su casa matriz El Espectador, publicó la última columna de opinión titulada ‘Última columna’.

“…me voy orgulloso de haber integrado el cuerpo de columnistas de El Espectador, que sigue siendo el gran diario liberal, donde no te cambian una frase ni te mandan a decir de arriba que ‘con fulanito no te metas’, que al patrón no le gusta lo que escribes o denuncias”, afirmó en su columna.

Esto lo señaló luego de afirmar que durante su ritual periodístico de escribir todos los domingos y martes en estas casi dos décadas para el medio, siempre se encontró con la libertad y el respeto por sus opiniones y posturas.

“Y es lo que debiera ser la constante relación de todos los medios de comunicación con el aparato estatal, es hoy un peligroso camino hacia una prensa censurada y cercenada, en lo económico y en lo judicial”, señaló explícitamente Mejía.

Agradeció a quienes en todo este tiempo lo siguieron en sus columnas, pues en definitiva dijo que el periodista debe agradecerle a los lectores, televidentes, oyentes y seguidores, que al fin de cuentas son ellos que le dan sentido a este oficio; por lo tanto, explicó que 50 años ejerciendo su profesión era hora de un nuevo aire para buscar nuevos retos en su vida.

A final agradece al director del medio, Fidel Cano, y demás compañeros con los que compartió tanto tiempo en las instalaciones de El Espectador, no antes si dejarles un mensaje de aliento en “seguir remando por la democracia y la pluralidad de opiniones ante los peligrosos vientos que están soplando”, lo que se interpreta como una preocupación para el campo comunicativo del país. Fuente consultada: última columna El Espectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.