En Perú apresan expresidentes por Odebrecht y acá no se avanza, según insinúa Duzán

Con su columna semanal para la revista Semana, la periodista María Jimena Duzán puso sobre la mesa nuevamente el tema de Odebrecht, que a pesar de ser un gran escándalo de corrupción en toda la región, en Colombia ha llegado a un punto casi muerto en el que el avance de las investigaciones no se ve evolucionar, según indica.

Duzán incluso compara la situación del país con otras naciones que también han estado salpicadas por la corrupción de la multinacional, pero que han tenido decisiones significativas en la lucha judicial contra esta.

“Estamos llegando al colmo de los colmos: mientras que en Brasil, Panamá y Perú se apresan expresidentes y los socios de Odebrecht están en la mira de la justicia, aquí el fiscal Martínez Neira mantiene esa dualidad de ser juez y parte”, comenta en Semana.

De acuerdo a la columnista, esto no es secreto porque en múltiples ocasiones se ha denunciado y presentado elementos que señalan presuntamente que el fiscal Martínez mantiene un supuesto conflicto de intereses con las investigaciones concernientes, al punto en que para conocimiento de gran parte de estos tuvo que ser asignado un fiscal ad hoc.

Para María Jimena el mero hecho de existir estos conflictos, debería ser motivo para que todo el sistema se revolucione y Néstor se aparte de lo que tenga que ver con el controversial caso.

En ese sentido recuerda lo sucedido con Odebrecht y Corficolombiana, donde fueron celebrados lo que ella cataloga como contratos “innecesarios”, destacando que Martínez fungiendo como abogado supuestamente ayudó en la estructuración de los acuerdos entre ambas compañías, y a pesar de tener conocimiento de esto, hasta 2 años después fue que siendo Fiscal presentó la inhabilidad para conocer de este caso, dice la periodista.

“Un contrato que no forma parte de las líneas de investigación y del que ni siquiera se le ha preguntado a Martorelli, el jefe de Odebrecht en Colombia, quien presuntamente fue su contraparte en la negociación. Por muuuucho menos tuvo que renunciar el fiscal en el Perú”, concluye para Semana. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?