Encuentran ropa interior de Hans Tafur en la casa de los capturados por el crimen

Gracias a la acción de las autoridades se logró la captura Albeiro Galvis Betancur y Hernán Betancur López, los dos hombres señalados de cometer supuestamente el delito de secuestro, violación y homicidio contra el menor de 7 años Hans Tafur, hecho que conmocionó al país. Al parecer los dos procesados eran conocidos de la familia del menor.

Uno de ellos, el señor Galvis Betancur, es un expolicía de 25 años; el otro, Betancur López, tiene 43 años. Su aprehensión se llevó a cabo porque encontraron la ropa interior del menor en la casa de los victimarios.

Utilizando este elemento material probatorio, la Fiscalía tuvo argumentos para que un juez enviara a los dos hombres a la cárcel de La Dorada, Caldas, señalándolos por los delitos de secuestro agravado, homicidio agravado y acceso carnal violento contra menor de 14. A estas acusaciones se les agregan los agravantes de la indefensión del niño y la corta edad que este tenía.

Al conocerse sobre dicha captura la madre del menor, Leidy Tafur, pronunció ante los medios que espera se aplique la condena máxima contra ambos hombres: “la máxima pena para esos desgraciados. Para el maldito que violó y mato a mi hijo. Yo necesito que se haga justicia”.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Caldas reveló información sobre el caso que apuntaría a que los dos hombres sí serían supuestamente los asesinos del niño:

“Los calzoncillos del niño se encontraban en la vivienda de dichos individuos y el cuchillo con que lo asesinaron estaba al frente de la vivienda”, afirmó el funcionario.

Los presuntos asesinos vivían cerca de la casa de la abuela de Hans, la señora Blanca Lucía Aguirre; al parecer uno de ellos era dueño de la vivienda y el otro vivía allí arrendado. Según información revelada por los medios, el menor visitaba a su abuela durante el mes de diciembre, época en la que desapareció.

La audiencia contra los presuntos homicidas tuvo que ser realizada con reserva por tener como víctima a un menor de edad, pero logró conocerse que la Fiscalía está pidiendo la pena máxima de 60 años para ambos procesados, los cuales no aceptaron los cargos que se les imputaron.

Esta situación generó un poco de tranquilidad para los familiares del menor, tal como lo declaró su propia abuela: “eso nos da un poquito de tranquilidad, aunque eso no nos va a devolver la vida del niño pero al menos sentimos una frescura de saber que ya están asegurados”. Fuente consultada: Noticias Caracol.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.