Ernesto Samper afirma que Uribe tiene mucho para contar en la JEP

Uno de los personajes más significativos entre quienes han decidido participar en la Comisión de la Verdad, iniciativa creada por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), es el expresidente Ernesto Samper, quien recientemente acudió por segunda vez ante la entidad y reveló varios detalles respecto al Proceso 8.000, escándalo que estalló durante su presidencia entre 1994 y 1998.

Samper, quien además concedió una entrevista a la periodista María Jimena Duzán sobre lo que significa su participación en la JEP, comentó cómo rompió su silencio sobre varios detalles que hasta el momento permanecían desconocidos respecto al Proceso 8.000, asegurando que dentro de su campaña existió “una especie de lavado de dinero”.

La fuerte declaración del expresidente cuenta que al parecer durante los comicios de aquel entonces, una “empresa criminal” se habría infiltrado en su campaña, la cual habría conseguido que dineros obtenidos desde Nueva York de manera legal fueran cambiados y manipulados para la llegada de dineros del narcotráfico.

“La parte fuerte (de dineros para la campaña) fueron recursos del cartel de Cali, que se negociaron que entraran a las cuentas de la campaña, y nosotros estábamos convencidos que lo que estaba entrando venía de Nueva York”, contó Samper a Duzán durante la transmisión de Semana en Vivo.

Pero más allá de los detalles comentados por el exmandatario respecto al escándalo ocurrido durante su presidencia, Samper llamó la atención a raíz de que considera que no debería ser el único ex presidente que deba acudir a la JEP y contar su versión de varios escándalos y episodios referentes al conflicto armado en Colombia, mencionando al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

La mención del líder del uribismo se dio luego de que Duzán le preguntara a Samper sobre la eventual llegada de otro expresidente al mecanismo de justicia transicional, a lo que este respondió que en la Comisión de la Verdad se está creando un relato sobre la forma en que se ha venido presentado la violencia en el país y cómo evitar que se repita, por lo que las declaraciones de Uribe pueden llegar a aportar en su construcción.

El exmandatario hizo la salvedad de que Uribe podría acudir y hablar de manera informal, sin que tenga que estar vinculado a ningún caso sino por el simple compromiso de fortalecer la labor adelantada por la JEP.

“Estuvimos hablando durante varias horas con la gente de la JEP sobre lo que fue la diferencia entre el acuerdo humanitario y el rescate militar. Yo le dediqué 10 años a eso, con López, a abrirle camino a un acuerdo humanitario para rescatar a los 63 secuestrados que habían, mientras tanto el gobierno de Uribe insistía en el rescate militar. De esos 63, 42 se murieron, los diputados del Valle, en distintos operativos”, comentó el exmandatario.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?