“Estamos regresando a la guerra” y no la pelearán los hijos de Uribe: Daniel Rojas

Con una columna de opinión para El Espectador el profesor universitario y analista político Daniel Emilio Rojas Castro, retrató el camino que ha tomado el país desde que está al mando el presidente Iván Duque, quien con su “falta de autonomía” ha permitido que el expresidente Álvaro Uribe Vélez y el fiscal general Néstor Humberto Martínez, manejen la situación para sus propios intereses, supuestamente.

Rojas comienza señalando que la actual oleada de delincuencia tanto urbana como rural; las constantes amenazas y homicidios contra líderes sociales; las noticias de ejecuciones extrajudiciales, y las acciones que han iniciado los uribistas de la mano del Gobierno para torpedear la implementación de los acuerdos de paz y la ley estatutaria de la JEP, son indicadores de que realmente “estamos regresando a la guerra”.

El columnista apunta que esta no es una situación que tenga que ver con la tendencia nacional al fracaso o la imposibilidad para ponernos de acuerdo en construir una sociedad en paz, sino que todo el resurgimiento del conflicto recae sobre los líderes políticos que, según él, “esperan escapar a la justicia y enviar a la sociedad colombiana al laberinto de la guerra”.

Dicho esto aprovecha para criticar el famoso “cerco diplomático” de Duque, el cual no tuvo la capacidad de medir las consecuencias y el verdadero trasfondo que tendría la actuación del país frente a dicha situación. Lo anterior sumando al irrespeto del Presidente con la ruptura de los protocolos con el ELN, quedando en una posición internacional desfavorable.

Es así como afirma que la problemática nacional no sólo recae sobre Duque, pues él es el “gobernante con menos autonomía política de nuestra historia reciente”, sino que también conlleva gran responsabilidad de Néstor Martínez y Álvaro Uribe, quienes “se han dedicado a crear cortinas de humo para salvaguardar sus propios intereses”, sumándose a las actuaciones de Ernesto Macías para poner trabas en la implementación de la JEP.

“Y mientras los unos juegan a diseñar una intervención en un mundo que apenas conocen, y los otros a crear cortinas de humo para escapar a la justicia, vuelve a surgir una guerra entre las cenizas del conflicto que creíamos haber superado”, concluye el columnista, recordando además que si bien esta guerra no tendrá los mismos actores del conflicto de antes, en cuanto a guerrillas y paramilitares, sí tendrá del lado militar a los hijos y nietos del pueblo, y no los de Uribe ni de Martínez. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?