Excodirector del BanRep sugiere aumentar el IVA a las gaseosas y comida chatarra

En medio del debate suscitado por la iniciativa del Gobierno Nacional, con la que se busca gravar los productos de la canasta familiar, expertos han solicitado al Ministro Carrasquilla buscar medidas alternativas para recaudar los 14 billones de pesos que se necesita para cubrir el hueco en el presupuesto para el 2019.

En su columna en el diario El Espectador, Salomón Kalmanovitz, economista y exdirector del Banco de la República, aseguró que este impuesto restringiría el consumo de este tipo de productos y aumentaría el impacto del contrabando, colocando como ejemplo el efecto que tuvo el impuesto al tabaco, el cual consiguió reducir su índice de consumo, pero aumentó el ingreso a nuestro país de estos productos de manera ilegal.

Igualmente el economista explicó que no es conveniente gravar con los mismos impuestos la comida saludable y la denominada comida chatarra, ya que no son lo mismo, claramente. Por eso sugiere el columnista que se debe imponer un impuesto más alto al azúcar, el cual buscaban las organizaciones hace unos años para poder reducir su consumo.

En ese sentido, Salomón indica que “no se debe tasar por igual la comida saludable y la chatarra, como lo hace la reforma tributaria de Carrasquilla”.

Kalmanovitz hace referencia a los intentos de organizaciones para reducir el consumo de azúcar, debido a la preocupación por los aumentos en los índices de obesidad en Colombia, que se ha vuelto más significativo en niños. Pero los que luchan por reducir en azúcar en las comidas, se encontraron con una barrera generada por el Gobierno que aparentemente apoya al sector azucarero.

La propuesta que había sido llevada al Congreso por la ONG Educar Consumidores, con la que se buscaba gravar con un impuesto del 20 % las bebidas con alto contenido de azúcar, contó con un enemigo dentro del Estado, el superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, quien prohibió a los promotores hacer publicidad en contra de la industria que produce este tipo de bebidas.

En la opinión del columnista, esta medida hubiera logrado reducir el consumo de estos productos en una tercera parte del registrado actualmente, y habría alcanzado un recaudo de 1.3 billones de pesos, recursos que servirían como alternativa a la medida de gravar la canasta familiar con IVA. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.