Funcionaria de Uribe y Duque estuvo en reunión de Operación Dragón, según Akerman

Aclaración: Inicialmente en la transcripción se puso en el titulo “Operación Orión”, pero de la que habla el columnista es de la “Operación Dragón”.

En su columna para este domingo el periodista Yohir Akerman reveló detalles sobre la “Operación Dragón”, lo que sería, según el escrito, una documentación militar de carácter “secreto” en el que se tenían registrados los datos de varios objetivos militares entre los que estarían congresistas como el miembro del Polo Democrático, Alexander López Maya.

Akerman comenta que dentro de la carpeta referida también estarían plasmados los datos de la presidenta de la Asociación para la Investigación y Acción Social Nomadesc, Berenice Celeita, y los miembros de la junta directiva de la misma asociación; sumados los documentos en los que se explican despidos masivos de miembros de Sintraemcali, que es el sindicato de las Empresas Públicas de Cali.

Recuerda además que toda esta documentación fue encontrada durante un allanamiento hecho a la residencia del entonces teniente coronel Julián Villate Leal, quien fue hallado culpable del delito de concierto para delinquir agravado por estar tramando atentados contra líderes sociales y sindicalistas, junto a los oficiales Marco Fidel Rivera y Alfonso Abondano Mikan.

Según explica el periodista, la carpeta de “Operación Dragón” tiene detalles de seguimientos contra López Maya y varios detalles sobre la Emcali de toda índole, que incluía documentación de todas las actividades del referido sindicato.

Villate en su momento dijo que el origen de los documentos y toda la información referida provino de la misma Emcali, que le fueron entregados por Germán Huertas Cabrera, el cual se desempeñó como jefe de seguridad de dicha empresa.

“El señor Villate dijo que todo empezó en el 2004 y que la operación contaba con el apoyo de la Superintendencia de Servicios Públicos y de, nada más y nada menos, el tenebroso DAS que estaba en control de los paramilitares”, explica la columna.

Los documentos dejarían claro que se estaba espiando la campaña del actual congresista López Maya, y se detallaría además el pago de $10 millones a alias ‘Yilson’ para que hiciera un atentado contra la vida del congresista en la ciudad de Cali.

Dentro de estas explicaciones, el mismo Villate confesó que también se tenía planeado un atentado en contra del actual senador de la ‘Colombia Humana’ Gustavo Petro’, motivado por “las discusiones que hubo en el debate sobre paramilitares”.

Akerman habla además de dos reuniones que se llevaron a cabo para definir las labores militares en las que el DAS supuestamente les pasaba información para ubicar a sus objetivos militares, con un modus operandi similar al que se usó para asesinar a Alfredo Rafael Francisco Correa de Andreís, según explica.

También hubo discusiones sobre la privatización de Emcali y los macabros planes que existían detrás de la preparación de los terrenos para que esta se lograra. A estas reuniones asistió la doctora Evamaría Uribe Tobón, quien se desempeñaba como superintendente de Servicios Públicos.

“La mayoría de involucrados en este oscuro capítulo de la historia colombiana han tenido que responder ante la justicia por sus actos de alianzas con paramilitares y asesinatos contra sindicalistas, líderes sociales y opositores. Pero la doctora Uribe Tobón, en cambio, es premiada con un nuevo puesto en el actual Gobierno, donde se empieza a ver un resurgimiento de preocupantes propuestas, como la red de cooperantes o el fortalecimiento de la inteligencia, que llevaron a abusos por parte de algunos como la Operación Dragón”, concluye el columnista. Fuente consultada: ElEspectador.com.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?