General Nicacio Martínez dice que no tiene ninguna investigación por ‘falsos positivos’

Respecto a todos los señalamientos que han surgido recientemente contra el general Nicacio Martínez por presuntamente tener investigaciones en su contra por “falsos positivos”, él se pronunció asegurando que no tiene ninguna investigación sobre estos delitos.

Esta explicación surge después que la agencia Associated Press (AP) publicara un artículo donde presuntamente se vincula al militar con los escandalosos casos de encubrimiento de asesinatos de civiles, para que sirvieran como conteos en bajas de operativos.

“El Comandante del Ejército no tiene investigación, sanción o impedimento alguno por parte de Fiscalía, Procuraduría, Justicia Penal Militar ni Justicia Especial para La Paz, por temas relacionados en Derechos Humanos que le impida ejercer cargos públicos”, indicó el mismo Martínez.

AP realizó estos señalamientos teniendo como sustento al parecer unas pruebas suministradas por una fuente de la misma Fiscalía General de la Nación, quienes mantienen su reserva de identidad.

Ante esto Martínez asegura que el respaldo de que no tiene investigaciones “consta en los certificados ya enviados por el Ministerio de Defensa, o compartidos y enseñados por el Ejército en ruedas de prensa”, de acuerdo a La Fm.

Cabe recordar que en el artículo de AP se dice que el comandante Martínez para el año 2005 daba supuestas recompensas que no superaban los 500 dólares para “informantes”, pero esta plata resultaba llegando a soldados, uno de ellos condenado por el asesinato de un civil.

“Alguno de esos pagos, que nunca excedieron los $500 (dólares), fueron enviados a supuestos informantes cuyos nombres y números de identificaciones no coincidieron. En dos de esos casos, investigadores judiciales encontraron que el beneficiario real del dinero fue el soldado Óscar Alfonso, quien fue condenado a 40 años de cárcel por su sol en el asesinato de un civil. Otro de los beneficiarios ocultos fue un exjefe paramilitar, sentenciado a 15 años por delitos de extorsión”, explicó AP en su publicación.

Aún así, Nicacio reitera que a las autoridades es quien corresponde determinar si las firmas en los pagos lo vinculan de alguna manera en actividades delictivas, pues según él, no tuvo “injerencia ni responsabilidad en la parte operacional, solo en la parte administrativa” para esos momentos cuando era Jefe de Estado Mayor. Fuente consultada: LaFm.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?