Gobernador de Nariño afirma que el glifosato es el doble de caro a la sustitución de cultivos

Uno de los políticos más relevantes de los últimos años en el panorama nacional, y que además se perfila como una de las grandes figuras de la política colombiana para los próximos años, es el gobernador de Nariño Camilo Romero, quien en medio de una entrevista comentó varios detalles que alertan sobre el uso del glifosato, tema del cual se ha expresado en varias ocasiones, y advierte cómo este no solo estaría afectando la parte ambiental sino que además estaría generando pérdidas económicas considerables.

Sus palabras se dieron en medio de una entrevista que el político nariñense sostuvo en el programa web ‘Directo aretz’, conducido por el periodista Diego Aretz, y que se comparte a través de Youtube. La entrevista, aunque serena y de tono informal, no tardó en abordar el tema del glifosato luego de que Aretz sin muchos rodeos le preguntó por cómo va el tema del cuestionado herbicida.

Romero fue claro en afirmar que el tema hace parte de su agenda política ante la insistencia del gobierno del presidente Iván Duque en continuar con las aspersiones sobre cultivos ilícitos. El Gobernador explicó en la entrevista distintos puntos sobre el porqué se debe continuar con el debate y pedir la suspensión del uso del glifosato.

En primer lugar manifestó que existen razones científicas sobre lo nocivo del glifosato para el medio ambiente y la salud de los habitantes de las comunidades que terminan siendo literalmente fumigadas durante las aspersiones, aunque explicó que ese tema es netamente científico y hay que dejarselo a profesionales en el tema.

La segunda razón expuesta por el nariñense fue cómo el mismo Estado colombiano ha reconocido en el pasado la nocividad del herbicida, recordando el precedente de las denuncias hechas por Ecuador durante el gobierno de Álvaro Uribe por aspersiones que desde Colombia llegaron a territorio ecuatoriano, lo cual llevó a una disputa entre ambos países y que terminó con una indemnización de billones de pesos por parte de Colombia.

Finalmente, la tercera razón presentada por Romero, y que es particularmente llamativa es el hecho de a pesar de ser poco o casi nula la efectividad del glifosato para erradicar cultivos ilícitos termina costando el doble que la sustitución de cultivos, alternativa planteada en Proceso de Paz con las Farc.

“Resulta que el glifosato es más costoso, el doble, de lo que significa sustituir los cultivos de uso ilícito. Todo el acuerdo del Estado colombiano en el punto 4 de la Paz (Proceso de Paz) está contemplado la sustitución de cultivos de uso ilícito y eso significa ni más ni menos que con 36 millones de pesos en dos años usted logra acabar con una hectárea de cultivos de uso ilícito”, comentó el gobernador de Nariño.

Cerrando el tema del glifosato, Romero lanzó la pregunta sobre el porqué la insistencia con las aspersiones ante sus pésimos resultados, recordando que la sustitución de cultivos ilícitos, más allá de reducir la producción de estupefacientes, significa una posibilidad de mejorar las condiciones sociales en las regiones afectadas por el fenómeno del narcotráfico como lo es el departamento de Nariño.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?