“Gustavo Petro tiene una retórica incendiαriα que me aleja”: sentenció Ingrid Betancourt

Las declaraciones de Betancourt se dieron en diálogo con El Espectador, medio al que la exaspirante presidencial le confirmó que quiere revivir el Partido Verde Oxígeno, movimiento que era su plataforma política en 2002. La petición ya se la hizo al Consejo Nacional Electoral con la pretensión de unirse a la Coalición de la Esperanza, donde militan políticos como Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Ángela María Robledo, Angelica Lozano y Humberto de la Calle.

La bogotana se refirió a las motivaciones iniciales del partido que presidió y que terminó ahogándose en un olvido temporal por cuenta del secuestro del que fue víctima por parte de las Farc. El Partido Verde Oxígeno “nace como una respuesta al anhelo del voto de opinión y a la necesidad de una política anticlientelista, alejada de las maquinarías, que propendiera por encontrar espacios novedosos de expresión política”, señaló.

Betancourt explicó cómo la orden de la Corte Constitucional de revivir el Nuevo Liberalismo -como petición de los Galán- fue la inspiración para ella hacer lo propio con su desaparecido partido:

“La sentencia incluye un párrafo que establece efectos inter comunis, para salvaguardar los derechos de quienes, sin haber acudido a la Corte, presentan condiciones comunes en cuanto a la vulneración de sus derechos. Es decir que todo lo que se le otorga al Nuevo Liberalismo, se les otorga también a los partidos que estarían en la misma situación por razón de un crimen de lesa humanidad. Eso tiene que ver no solo con los derechos per se, es decir la restitución de la personería jurídica, sino con los tiempos que se aplican, es decir el plazo de los 10 días que le da la Corte Constitucional al CNE”.

Habló de la cercanía ideológica que tiene con la Coalición de la Esperanza, colectividad política que considera está alejada de los caudillismos y tiene posibilidades de llegar al poder. “Sus candidatos, que me dan confianza. Sergio Fajardo ha tenido un recorrido impecable. Nadie lo puede acusar de corrupción. Ha sido un hombre que no se ha arrodillado ante las maquinarias. Lo mismo Juan Manuel Galán, que desde el Congreso ha tenido una prestación intachable desde el punto de vista de su récord como congresista”, dijo.

Aprovechó para distanciarse discursiva, política e ideológicamente de Gustavo Petro, líder del partido Colombia Humana y del Pacto Histórico:

“Con Gustavo Petro tengo una relación de amistad. Lo admiro y lo respeto. Sin embargo, con él no he vuelto a hablar desde hace varios años. Le he seguido su recorrido. Lo apoyé en la segunda vuelta del 2018, preocupada por el futuro del Acuerdo de Paz y convencida de que él daba mayores garantías que Iván Duque. Hoy en día Petro aparece como candidato de una izquierda radicalizada, con varias propuestas que no comparto y con una retórica a veces incendiαriα que me aleja”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?