Hollman insinuó que denuncia en su contra hace parte de una persecución política

Luego de la denuncia realizada por Patricia Casas en un programa de radio La W, Hollman Morris se refirió al caso desde el Concejo de Bogotá trayendo a colación las acusaciones hechas por su esposa.

El político progresista habló durante un debate de control político donde el tema central fue la violencia intrafamiliar y la violencia contra la mujer. Durante varias horas los cabildantes expresaron su preocupación está problemática que parece no mermarse en la capital pese a los esfuerzos de la alcaldía en la implementación de facilidades para denunciar.

El último concejal en tener la palabra fue Hollman Morris, quien aprovechó el tema del debate para hablar de su esposa y las denuncias en su contra por una cuestión económica que hoy enfrenta.

“Para Patricia Casas toda mi gratitud por ser la mamá de las dos personas, mis hijos, que en este momento son lo que más me preocupan y es por lo que debo velar, por las repercusiones de ellos dos, una que acaba de cumplir su mayoría de edad un menor. Esa es mi preocupación”, fueran las palabras de Morris con respecto a su esposa.

Por otro lado afirmó que Patricia miente en varios puntos, ya que él supuestamente le da 10 millones de pesos al mes para los gastos de sus hijos y que por esa misma razón pueden vivir en Rosales, un sector bastante exclusivo y estudiar en los colegios más prestigiosos de la cuidad.

Entre las declaraciones del concejal durante el debate, indicó que las denuncias interpuestas por su expareja obedecen también a la influencia de sectores políticos en contra de los movimientos alternativos, toda vez que, según él, Casas no está motivada por ninguna clase de maltrato físico, sino por un incidente que deberá ser demostrado ante las autoridades; además, agregó que antes de condenársele mediáticamente merece un juicio justo como cualquier ciudadano.

Morris continuó hablando sobre las campañas de desprestigio y aseguró que se estarían pagando desde hace tres años para impulsarlas con métodos como suplantarlo en redes sociales.

“Esa es la forma como pretenden acabar con la oposición en Colombia: el ataque moral… ¿Por qué y quién está pagando desde hace tres años que yo inicio mi ejercicio de oposición unas páginas en redes sociales destinadas a acabar con mi buen nombre?”, aseveró Morris.

El político concluyó el debate asegurando que seguirá el debido proceso, pero insistió en la idea de que existen estrategias en contra de líderes alternativos para destruir su imagen o cualquier tipo de método para que sus proyectos políticos no prosperen. Fuente consultada: LaFm.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.