Interceptación a Uribe no fue un error, sino un “hallazgo imprevisto e inevitable”

El más reciente escándalo dentro del uribismo vino de la mano de la supuesta aceptación por parte de la Corte Suprema de Justicia de haber “chuzado por error” (como lo calificaron algunos) a Álvaro Uribe Vélez dentro de una investigación llevada contra otro excongresista.

Sin embargo, tal parece que los documentos reservados del alto tribunal en ningún momento refieren a un “error” al momento de realizar las intervenciones telefónicas, sino de un hallazgo imprevisto.

Cabe recordar que al momento de informar sobre esta situación, fue el diario El Tiempo en donde se publicaron los documentos adiados por la Corte en los que se refiere el número del celular personal del expresidente; a este documento de carácter privado sólo tenían acceso los magistrados del alto tribunal y el senador Uribe junto a sus abogados.

El Tiempo en aprovechamiento de la obtención de estos documentos fueron los primeros en anunciar que existió un supuesto error por parte de la Corte que los llevó a ‘chuzar’ al político, lo cual fue inmediatamente replicado y criticado por todos los simpatizantes del uribismo y sus propios congresistas, quienes aseguraban que esto es la principal prueba de que existe de una persecución contra el exmandatario.

Es de anotar que la revelación del documento derivó de un derecho de petición interpuesto por el mismo Álvaro Uribe, por lo que se tuvo que brindar dicha información a su persona.

A pesar del revuelo formado sobre esta situación, en los documentos expuestos por el diario El Tiempo en ninguna parte se lee sobre una equivocación o un error por parte del alto tribunal al momento de realizar las interceptaciones, sino que fue un “hallazgo imprevisto” conocido al momento de realizar el seguimiento a las líneas referidas.

Estas líneas que se intervinieron resultan aparecer dentro del caso contra el excongresista Nilton Córdoba del Chocó, pero dentro de esta investigación resultó involucrado el número de Álvaro Uribe de manera repetitiva como dato de contacto del referido investigado.

Al darse cuenta de esta situación y notar que en las interceptaciones no aparecía la voz de Nilton Córdoba, sino la de Álvaro Uribe, el magistrado investigador que se encargaba de esto, Córdoba Manyoma, ordenó que se cancelara la interceptación.

Noticias Uno se encargó de revelar todos estos detalles y deja claro que el documento de reserva expuesto por El Tiempo solo pudo ser obtenido del mismo equipo del expresidente, pues eran los únicos que lo tenían en su poder además de los magistrados de la Corte Suprema. Fuente consultada: Noticias Uno.

Video de Noticias Uno:

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.